El síndrome de alienación parental NO existe

0

“La utilización del “sSAP” contra las madres que pretenden proteger a sus hijos y la invalidación de la palabra y el sentimiento de los niños/as, es otra forma de violencia,  para mi es otra forma de violencia de género que utiliza a los hijos/as como parte vulnerable, para seguir maltratando a las madres”

Una separación es algo que genera crisis en toda familia, y aunque el estrés es alto, si existe voluntad la situación no tendría por qué desbordarse, sin embargo, existen no pocos casos donde las rencillas terminan resolviéndose en tribunales y donde los hijos pasan a ser moneda de cambio, muchas veces amparándose en un supuesto síndrome, que a pesar de ser rechazado a nivel internacional por expertos jurídicos y especialistas en salud mental, en Chile y latinoamérica se sigue usando, nos referimos al “Síndrome de Alienación Parental” más conocido como SAP.

¿Qué es el síndrome de alienación parental?

El SAP es un supuesto síndrome creado en 1985 por un médico estadounidense llamado Richard Gardner en medio de un litigio con su esposa por la custodia de sus hijos, luego del cual se dedicó a publicar libros al respecto en una editorial propia ante el rechazo casi unánime de la comunidad científica por su poca rigurosidad y polémicos dichos a favor de la pedofília..

Sonia Vaccaro psicóloga

Para conocer en detalle este polémico síndrome Mamadre entrevistó en exclusiva a la psicóloga y perito forense española Sonia Vaccaro, autora junto a la doctora Consuelo Barea del libro “El pretendido síndrome de alienación parental” quien lo define como “un invento con sesgo misógino que culpabiliza a las madres de todo rechazo de un hijo o hija menor de edad hacia su padre (el cual sería) una línea argumental diseñada para castigar a las mujeres si denuncian maltrato, incesto (o) si quieren divorciarse”.

La investigación de Vaccaro produce un giro radical sobre el SAP dado que quita la atención de una supuesta violencia hacia los niños por parte de las madres y visibiliza una nueva arista sobre la violencia de género, esta vez ejercida a través de la maternidad como la parte más vulnerable de toda mujer con hijos. Perspectiva que ha recibido un amplio respaldo a nivel internacional llegando incluso a ser presentado en la sesión Plenaria de las Naciones Unidas (julio 2011) donde Italia presentó un informe en las sombras al Committee on the Elimination of Discrimination against Women 49 session (11- 29 July 2011) por el uso del SAP en tribunales, lo que llevó a que se recomendara oficialmente al gobierno Italiano que controle y tome medidas para que en los juzgados no se utilicen teorías acientíficas.

Así el pretendido SAP, que ha ganado terreno en lo legal en países del tercer mundo, pierde todas las batallas en la comunidad científica internacional al ser rechazado cuatro veces para ser ingresado al Manual de Diagnóstico de Trastornos Mentales (DSM), siendo desaconsejado su uso por la Asociación Médica Americana, la Asociación Psiquiatría Americana. y la Asociación Psicológica Americana. Rechazo al que también se suma el mundo jurídico donde en España el Consejo General del Poder Judicial y la Unión Europea no recomiendan su uso, llegando a ser mencionado como ciencia basura” por la Asociación Americana de Abogados donde el Consejo Nacional de Jueces de Tribunales de Menores y Familias (NCJFCJ) aconseja a los jueces que “el tribunal no debe aceptar testimonios sobre el síndrome de alienación de los padres o PAS”.
¿Por qué se sigue usando un síndrome que no existe?
Con todas estas pruebas cabe preguntarse ¿por qué se sigue usando el SAP en tribunales? ¿Por qué en Chile un grupo de parlamentarios de derecha presentó un proyecto de ley que pretende ingresar el SAP como violencia intrafamiliar? ¿Por qué se le siguen quitando hijos a madres que han denunciado maltrato de parte del padre en nombre de alienación o triangulación?
Para la psicóloga española la respuesta es simple “porque la justicia sigue siendo patriarcal y se cree en el estereotipo de la mala mujer”, mala mujer que vería perpetuada la violencia de género al ser controlada por su ex pareja a través de sus hijos.
El SAP invisibliza a los niños y maltrata a las madres

 

 

Acerca del autor

Somos un equipo de periodistas que trabaja constantemente para brindarte la mejor información, buscamos siempre las fuentes más confiables y comprobables, porque lo importante es decidir informada, la información da seguridad, y una madre que cría segura es una madre que cría más feliz. Nosotras investigamos para que tú te dediques a criar y disfrutar.