Papá no ayuda a mamá, papá cría igual que mamá

3

¿Cuál es el rol que juegan los padres en la crianza de sus hijos? En muchos blogs de maternidad esta pregunta sobreabunda, como si fuera un enigma tremendo que descifrar, pero nunca he visto que ninguna página se pregunte sobre ¿cuál es el rol de la madre en la crianza de los hijos? Y claro ustedes dirán, pero es que esa pregunta tiene una respuesta obvia, ¡es la madre, cuál va a ser su rol, criar pues!… no deberíamos tener entonces la misma respuesta para el caso de los hombres, si son los padres su rol es criar, educar, guiar, acompañar, nutrir, contener, sostener, dar el ejemplo, en fin, todas esas cosas que hacemos quienes tenemos hijos, y es que no importa si se es madre o padre, los roles no tiene porque ser diferentes.

Cada vez son más los hombres que se sienten abiertamente discriminados por la sociedad e incluso por sus parejas, las madres de sus hijos, a la hora de vivir su paternidad, hoy en un mundo donde hombre y mujer trabajan casi a la par, pensar que el rol del hombre en la crianza de los hijos es solo el de proveedor ha quedado relegado al pasado, las estructuras cambian, los paradigmas se modifican y en una sociedad moderna son tan importantes el sueldo de mamá como el de papá, por tanto, y aunque años de patriarcado así lo han hecho creer, los hombres en su devenir padres son eso, padres, padres que pueden, que quieren, que deben hacer lo mismo que mamá, a excepción de la lactancia y la gestación, en todo lo demás no existe desde la madre naturaleza ninguna división a que hombres y mujeres hagan lo mismo.

No obstante, cada día son más las mujeres que dicen que sus parejas las “ayudan” poco, como cada vez son más los padres que orgullosos dicen “yo ayudo en casa con los niños”, cada pareja, cada familia tiene su propio ritual, sus propias reglas, pero es importante entender que papá no ayuda, papá cría igual que mamá, quizá sea lo hace distinto, claro, porque es un ser distinto, quizás se dividen funciones, pero el ser padres es por esencia un trabajo en equipo que mujer y hombre deben comprender para poder vivir la maternidad y paternidad con placer y sin recriminaciones.

Ahora bien, y más allá de lo antes señalado, si acabas de convertirte en padre y te preguntas cómo puedes involucrarte más sobre todos los primeros meses donde la fusión mamá/bebé pareciera dejarlos un poco fuera,  la psicóloga argentina Laura Gutman plantea que  “la función del padre tiene dos tiempos: la primera se refiere al sostén entre los 0-2 años, y el segundo se refiere a la separación, después de los 2 años del niño/a, que coincide con el momento en que el niño empieza la separación emocional de la mamá construyendo su propio yo”.

papaGutman señala que para los primeros meses es vital que papá puede contener y sostener a mamá tanto en las tareas prácticas como en contenerla emocionalmente durante su puerperio, para esto es trascendental la comunicación, el,darse espacios, y el comprender que mamá sana emocionalmente es igual a bebé sano. Acá la escritora deja algunas recomendaciones de cuáles serían las funcione el que papá puede cumplir al iniciar el viaje de la crianza.

1) Facilitar la fusión mamá-bebé, permitirla y defenderla. Ocuparse de las tareas domésticas, el cuidado de hijos mayores, organización del hogar, la salida al mundo y las decisiones mentales para liberar a la madre del reino de lo terrestre.

2) Defender esta fusión del mundo exterior. Resguardar el nido. Ser un intermediario, constituirse en muralla entre el mundo interno y el mundo externo. Toda energía dispersa en defenderse, es energía perdida para la crianza del niño/a.

3) Apoyar activamente la introspección. Permitir que la mamá vivencie el florecimiento de su madre interior, explorando la apertura de su “sombra”. Este término fue utilizado y difundido por C.G.Jung y se refiere a las partes desconocidas de nuestra psique y de nuestro mundo espiritual.

4) Proteger: El varón conserva espacio psíquico disponible para tomar decisiones, buscar ayuda, organizar el funcionamiento familiar y resolver cuestiones del mundo material.

5) Aceptar y amar a su mujer. No cuestionar las decisiones o intuiciones sutiles de la madre, que responden a un viaje interior en el cuál está embarcada. La madre atraviesa una transfiguración de su existencia y un despliegue indescriptible de recuerdos, necesarios para la fusión con el bebé y su “devenir consciente”. No es tiempo de discusión. Es tiempo de aceptación y observación. Es tiempo de contemplación sobre “cómo suceden las cosas”.

Estas recomendaciones nacen en base a investigaciones de un año psicóloga especializada en maternidad, claramente falta la visión masculina por ello es importante tomar esto solo como una guía o recomendación que pueda darles luces a la nueva familia sobre cómo adaptarse a esta nueva vida. Recordemos que los hombres también viven su propio puerperio, que a ellos también le salen a relucir sus sombras y que ella también tienen miedos, culpas y presiones sociales contra las cuales luchar y reinventarse, criar no es fácil, pero se volverá mucho más agradable el camino si la pareja se mira como equipo, si aceptamos que los otros hacen las cosas distintas, que ninguno ayuda a nadie, que ambos dan lo mejor de sí, y que este es el momento de la vida menos adecuado para discutir, y más que preguntarnos cuál es el rol de papá, o pedirle ayuda, asumir qué roles asumirá cada uno en la tríada según lo que a ambos les acomode más, que ni uno ayuda ni la otra tiene el deber de hacerlo todo sola, porque el hijo es y siempre será de los dos, estén juntos como pareja o no.

 

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora y periodista. Enamorada de la vida y de un principito de rizos dorados. Amante de los libros, Valparaíso y el buen vino. Activista eterna por los derechos de las mujeres y los niños. No me gustan los extremismos, aceptar al otro como legítimo otro es mi lema de vida, ayudarnos a ser conscientes y relacionarnos con amor es mi misión. Autora del libro ¿Cómo construimos lo que somos? Memorias y olvidos de los italianos en Valparaíso. Expositora en Congresos y simposios sobre migraciones y reconstrucción de historias de vida/biografías. @jbruna jenny@mamadre.cl

3 comentarios

  1. Que mal que la mayoría de los estudios estén enfocados en Familias Nucleares… 🙂

  2. Opino lo mismo, mi esposo me dejó a los 5 meses de embarazo por infidelidad , me siento muy sola, sin apoyo , pero no puedo negar su derecho como padre, y quiero que sea un buen padre , independiente que me haya dejado de amar a mí . Y amo esta página web, es muy educativa , pero nunca hablan de cómo llevar este proceso siendo padres divorciados. Se les agradecería mucho.

¿Qué opinas?