El culpable de todo: ¿cómo sobrevivir el primer post parto de un hombre?

2

 

Porque si el hombre se siente inútil o lo hacen sentir así es lógico que este quiera irse, no llegar, llegar tarde o simplemente no hacer nada. Dedicarse a ser un mero proveedor familiar sin realizar un verdadero y buen apego con su bebé y pareja. Es aquí amigas donde el hombre toma decisiones buenas o malas, pero las toma.

Por Macho Alfa 2.0 

Desde el hombre más “buenito” al más “pastel” (como nos llaman las mujeres con cariño) queremos hacer esta columna que no te puede dejar indiferente.

Si sobreviviste junto a tu pareja el post parto podríamos decir que eres un VALIENTE, es en este momento donde el amor verdadero se pone a prueba y el hombre conoce el límite de su paciencia y capacidades.
Porque en el post parto te juegas la relación y sientes que si alguna vez hiciste cosas malas en esta etapa las estas pagando todas, Porque no dimensionas todo lo que pasa por la mente de la mujer y donde tú eres el blanco perfecto de todas sus molestias y descargas físicas y emocionales.
En este momento tú eres:
el culpable de su postergación laboral
el culpable del amamantamiento y dolor de sus senos.
el culpable de que no se pueda bañar cuando estás trabajando.
el culpable de tener cualquier cosa extra programática y ella debe estar con el bebé.
el culpable de su desvelo nocturno Mientras tu duermes.
el culpable de todo y cuanto más te imagines porque en definitiva tu le hiciste vivir este momento (que lo disfrutaron ambos supuestamente).
Quisiéramos entender a la primera que ella esta extremadamente sensible porque el bebé llora mucho y no sabe si su leche lo deja satisfecho, si tendrá que gastar en relleno, si realmente tiene sueño o está hecho. Ella y tú están recién aprendiendo todo con respecto al bebé y nadie te dijo que esto sería así. La relación comienza a comprimirse y muchas veces sale lo peor de cada uno y sin la intención de hacer daño al otro. Pero así es. La empatía no es algo que se practique siempre en el ser humano entonces aquí el hombre se siente todo el rato exigido a no solo calmar el llanto del bebé sino a cumplir todas las demandas de la mujer porque según ella esto es lo justo. Es lo justo por la condición que ella tiene. Entonces aquí nos surge la interrogante ¿Tendremos que sentirnos culpables por todas esas quejas que la mujer nos culpa en esta etapa?¿Esta consciente la mujer de que nosotros no somos el culpable de su etapa y que nuestra condición de hombre es seguir trabajando en caso de ser independiente ya que a otros hombres si les dan fuero y pueden acompañar un poco más a la mujer en este proceso?
Pero quien la acompañe más o menos en esta etapa sabrá que igual recibirá quejas de todo tipo como si fuéramos los hombres más inútiles del planeta. A veces te sientes más un estorbo que una ayuda. Todo lo haces mal. Ella lo haría asi. Ella lo haría todo mejor. Entonces para que estas ahí si no sirve de nada tu aporte. Cuántas mujeres pueden decir que antes de criticarle al hombre lo que hace, le propone con un tono distinto: “Amor si usted hace esto así le quedara mejor, pero igual agradezco que estés conmigo en esta instancia aprendiendo juntos”. Este ejemplo que acabamos de dar es un bálsamo de cariño y amor y preocupación por la pareja que lo valoraríamos mucho. Porque si el hombre se siente inútil o lo hacen sentir así es lógico que este quiera irse, no llegar, llegar tarde o simplemente no hacer nada. Dedicarse a ser un mero proveedor familiar sin realizar un verdadero y buen apego con su bebé y pareja. Es aquí amigas donde el hombre toma decisiones buenas o malas, pero las toma.
El amor en familia es algo único que permite formar el HOGAR. Algo que no es fácil de tener si cualquiera de los dos pilares se siente mal, afectado o menospreciado por el otro. Queremos ser claros que esta columna está dedicada al hombre que si da la cara, su corazón y su tiempo para vivir el post parto junto a su pareja. No así para el hombre que decide no acompañar el día a día de la mujer en esta etapa. Ese hombre no tiene ningún mérito ni puede quejarse de la mujer que tiene. Si no fue capaz de empatizar con ella en el post parto no esperen que después lo haga. Pues no lo hará.
En el post parto la mujer debe darse cuenta de la calidad de hombre que tiene a su lado. En el post parto se forman nuevas mujeres y nuevos hombres para crear un hogar donde el trabajo en equipo es fundamental. Donde no hay buenos o malos haciendo las tareas de un padre o madre. Solo hay aprendices tratando de mejorar cada día en el rol de papa. Si la mujer espera que el hombre sea un iluminado todo el tiempo se puede morir esperando que este ATINE hacer algunas cosas, por lo que es vital que en esta etapa la mujer sepa conversar de todo con su pareja y que este se de por enterado, informado y notificado de todas las labores a realizar y no por su bien sino por el bien familiar. Ahora en cuanto al sexo en esta etapa ni hablar porque si se te ocurre algo lo más probable es que seas un total inconsciente, un animal. Un bruto inhumano. Te tienes que convertir en monje por un buen tiempo o meterte a algún taller de yoga, salir a trotar. Porque aunque te inspire ternura el bebé y sientas la casa olor a leche por todos lados siempre estarás pensando cuando te toca a ti. Realmente es un tiempo donde como hombre la verdad no existes mucho, al menos como el hombre que acostumbras ser, el post parto definitivamente es una experiencia que une a la pareja mucho más o simplemente termina por separarla. Pero hay que vivirla con el mayor grado de responsabilidad y amor. Si todo se conversa en la mesa en la cama o en el sillón de forma inteligente pensando en el otro, sintiendo como el otro no hay ganador ni perdedor, solo hay una familia feliz que salió adelante a pesar de todo.

El Macho Alfa 2.0

Acerca del autor

Equipo de columnistas y colaboradores ocasionales de Mamadre.cl

2 comentarios

  1. Obviamente este articulo escrito por un hombre que habla mucho de empatia, pero solo cuando le conviene.
    Me gustaría verte después de semanas sin dormir, con los pechos adoloridos, con heridas aún latentes, sin poder comer o bañarte y con el nerviosismo de si estaré haciendo bien las cosas… y tu esperas que con dulzura te pida apoyo o te oriente de como debes hacer algo… Googlealo por ultimo, si como dices tu justificando a tu genero que los hombres no atinan.
    Si el bebe el el/la recién nacido, no Uds.
    Y así es y continúa… De vuelta al trabajo la mujer sale y corre a ver y atender a su cría. Ustedes tienen tiempo por ultimo de pasar al baño tranquilos… Ya que ni eso podemos. Finalmente y para cerrar, creo que es una mirada facilista la que expone y de empatico nada.
    Saludos

  2. Machista la columna, una está con todo el tema hormonal y además el cansancio de no dormir bien nunca más, las pechugas rotas, etc etc y aún así tiene que funcionar y saberlo todo. Como es posible que nosotras si sepamos hacer las cosas bien y Uds no? Porque leemos, averiguamos, preguntamos, nos instruimos y preparamos para esta etapa. Uds deberían hacer lo mismo y no esperar que una sea la jefe de proyecto dirigiendo todas las maniobras de una casa. Y más encima quieren que se los digan amablemente? Porque mejor Uds no tiene la amabilidad de ofrecer ayuda, de mostrarse preocupados y atentos a las necesidades de la guagua y la nueva mamá? Por último si no se les ocurre, lean, pregunten, estudien!!!