Estimulación sensorial en casa ayudando a los niños sensibles

0

Para los niños y niñas que presentan hipersensibilidad frente a los estímulos externos, ósea dificultades en su integración sensorial, es indispensable el trabajo en el hogar, un compromiso por parte de madres, padres y cuidadores.

Se trabaja principalmente con una Dieta Sensorial que es balanceada en estímulos, complementado con actividades que fortalezcan su desarrollo neurológico.

Definimos como Dieta Sensorial “Un programa de actividades planificado que un o una Terapeuta Ocupacional desarrolla específicamente para cumplir con las necesidades de Sistema Nervioso del Niño”, esta satisface necesidades tanto físicas como emocionales. La dieta presenta una máxima nutrición táctil, vestibular y propioceptiva, esta incluye actividades alertantes, organizadoras y relajantes.

La actividades alertantes benefician al niño que es Hiposensible, ya que necesita un mayor estímulo para ser alertado, estas incluyen:
-Mascar cereal, nueces, zanahoria, apio, manzana.
-Tomar una ducha.
-Rebotar en una pelota terapéutica o una pelota de playa.
-Saltar en una colchoneta, cama elástica o trampolín.

Para los niños y niñas hipersensibles son recomendables actividades organizadoras como:

-Mascar barras de granola, barras de frutas, duraznos secos, chicle, corteza de pan.
-Colgarse de barras metálicas en los parques.
-Empujar o tirar objetos pesados.
-Ponerse de “guatita” (posición prona), podemos sugerir que pinten o jueguen de esta forma y disponer el espacio para esto.

Las actividades relajantes ayudan a los niños y niñas hipersensibles a disminuir la respuesta a los estímulos sensoriales, estas incluyen:

-Chupar una barra de fruta congelada (en épocas de calor).
-Empujar una pared con las manos, hombros, espalda, nalgas y cabeza.
-Rodar, arrastrarse, nadar hacia delante y hacia atrás.
-abrazarse y frotarse la espalda.
-Baño de tina.

La dieta sensorial tiene que estar dentro de la rutina del niño, recordemos lo importante que es que estos sigan el ritmo .Esta tiene que ser presentadas siempre como juego y no como un “entrenamiento”.

En las actividades complementarias a la Dieta Sensorial, que están dentro de la cotidianidad como son el vestuario, baño y sueño, recomendamos (favoreciendo siempre la independencia):

Vestuario:

-Construya un tablero el cual este tenga distintos tipo de cierres y broches y velcros, y que el niño o niña juegue con este para favorecer su motricidad fina e independencia.
-También tener disfraces los cuales pueda ponerse, abrirlos y cerrarlos de manera independiente.
-Que tenga para jugar sacos de dormir, monederos, mochilas, en los que pueda abrir y cerrar.
-Ordenar su ropa en cajones y dejarlos holgados para que ellos puedan abrirlos y cerrarlos al momento de sacar su ropa.
-Que en su pieza tenga ganchos a la altura de sus ojos para que pueda colgar sus chaquetas y pijama al momento de sacárselos.
-Que elija que ponerse y dejen preparada la ropa la noche anterior.

Baño:

-Dejar que el niño o niña regule la temperatura del agua.
-Dé juguetes de baño, jabones y cepillos. Y frote al niño con movimientos firmes hacia abajo.
-Poner una toalla grande de baño para que se envuelva.

Sueño:

-Anticipar al niño o niña “media hora y a la cama”.
-Que haya una rutina al ir a acostarse, se recomienda leer el mismo cuento dos semanas todos los días y luego cambiar al siguiente.
-Rascar la espalda y dar presión sobre las frazadas.
-Niños o niñas defensivos tactiles son muy sensibles con respecto a la ropa, a algunos le gustan los pijamas sueltos y a otros apretados, pero no ponerle pijamas ásperos o elásticados.
-Ojalá que las sábanas estén estiradas en su cama, para que al momento de dormir no le causen incomodidad.

Con una dieta sensorial adecuada se notan grandes cambios tanto en la vida en el hogar como en la escuela, trabajemos juntos para poder ayudar a nuestros niños y niñas a desenvolverse satisfactoriamente en la sociedad.

Nicole Vidal
Terapeuta Ocupacional.

Acerca del autor

¿Qué opinas?