Educación Montessori y Waldorf, otra forma de Educar

9

Somos muchos los papás y mamás que contamos los días para que se termine el año escolar y sacar por fin la alarma del despertador; disfrutar de los fines de semana sin pensar en tareas ni trabajos, todo esto, sin culpas. Pero así como somos muchas las que estamos en otro plano, no son pocas las familias que combinan las compras navideñas con la búsqueda de un colegio o jardín infantil para sus pequeños/as para el año que está a la vuelta de la esquina.

Todas las familias tenemos eso sí como punto común nuestro deseo de una buena educación para nuestros hijos e hijas, que adquieran conocimientos, pero también habilidades y aprendizajes para la vida, después de todo, el paso por el colegio es algo que nos marca y todos queremos que sea para bien.

Si eres de esos papás que están en la etapa de buscar recomendaciones y pidiendo entrevistas en colegios para conocer su sistema de enseñanza, Mamadre te ayuda poniendo a tu disposición una comparación entre la educación tradicional, el método Montessori y Waldorf.

Método Montessori : enseñanza para la vida 

Nada de retos, castigos, anotaciones al libro ni presiones; aprender haciendo y hacerlo en libertad. Asi concibió este sistema de educación su creadora María Montessori  -la primera mujer doctora en Italia- por el año 1907 en un método que se ha replicado en distintos países, interesados en algo que se pensó como totalmente rupturista, pero que si lo pensamos, tiene mucho de lógica.

Montessori1¿Por qué los niños y niñas deben competir con sus pares?, ¿no sería mejor valorar los avances de acuerdo al ritmo de cada uno donde el error no se castiga sino que se toma como un aprendizaje?. Así lo pensó su creadora y basó su sistema de enseñanza en los pilares de autonomía, independencia, iniciativa, capacidad de elegir, desarrollo de la voluntad,  autodisciplina, orden y el respeto por los otros y por sí mismo.

Un dato curioso es que hombres considerados exitosos y visionarios que están detrás de negocios y marcas de tanto impacto como Google, Amazon y Wikipedia son ex alumnos de colegios Montessori, lo que han confesado, marcó su manera de trabajar, desde lo autodidacta y la libertad para seguir sus intereses.

Además de lo que ya explicábamos, en lo práctico, los niños y niñas se encuentran con una dinámica completamente distinta a la de un aula tradicional : mesas que no miran al pizarrón; cursos donde es fácil encontrar a niños  y niñas con tres años de diferencia de edad y clases que pueden darse tanto en la cocina, como en  el patio o la biblioteca.

montessori2

Acá no encontrarás un 7 encerrado en un círculo con una carita feliz, el sistema de evaluación en las pruebas es otro ya que los profesores actúan como guías que ayudan a sus alumnos a profundizar contenidos y guiar.

Parece una educación idílica, pero también tiene sus detractores. Y es que no muchas familias y educadores están de acuerdo con que los niños y niñas pequeños (menores de 6 años) se les incentive a leer y escribir antes de pasar a primero básico.

Ante esto, la respuesta de sus seguidores desde la página oficial en Chile apunta a los hallazgos en la neurociencia.

“El método, es congruente con los hallazgos científicos actuales, en especial de la neurociencia, la que señala que entre los 0 y 6 años los seres humanos forman las estructuras cerebrales fundamentales en donde se sustentará el futuro progreso intelectual y emocional”.

17 mil establecimientos a lo largo del mundo son Montessori y en Chile, son casi 20 los que la imparten en educación básica y media , mientras que los jardines infantiles suman 70.

Método Waldorf : la familia al centro

También es considerado como alternativo y nace en Alemania de la mano del filósofo Rudolf Steiner. Una de las claves de este sistema es la participación de la familia, pero no como es aplicada en la educación tradicional donde los padres asisten a reuniones una vez al mes o van como espectadores a un acto escolar con cámara fotográfica en mano, sino que aquí, papás-mamás o adulto responsable se incorpora de lleno en el día a día.

waldorf2

Otro punto al que este método pone acento es la formación permanente de sus docentes con la motivación de que así, podrán estar atentos a cada señal en la maduración de los niños y niñas.

“El objetivo principal es que cada niño despliegue su propia individualidad con ayuda de sus talentos y apoyándolo en sus dificultades. Se procura un desarrollo completo del ser potencial del niño y por ello se trabaja tanto en su conocimiento como con la familia. Aquí tenemos un objetivo añadido: la coherencia que siente el niño”, explica Antonio Malagón, presidente de la Asociación de Centros Educativos Waldorf de España.

Quienes han pasado por este sistema, indican que el sello son adultos más solidarios y con el criterio necesario para ser autónomos, pero responsables.

El arte, la música, la danza , el teatro y las manualidades son parte del sello en la enseñanza que reciben los niños y niñas que pasan por un colegio o jardín infantil Waldorf , al igual que los idiomas.

Similar a lo que sucede en los colegios Montessori, aquí los niños y niñas se relacionan más con su yo y con el otro más que con los videojuegos ¿ideal o no?. Y es que según lo que señalan los expertos, parte de este método es replicable a la educación tradicional si se lograra dejar salir al niño interior, a su creatividad y la expresión libre de emociones, sin que la rigurosidad y lo inflexible gane terreno.

waldorf1¿Será mejor que desde que ingresa al colegio hasta que salga de la educación básica se mantenga al mismo profesor de cabecera o tutor? Por lo menos para este método sí y se justifica porque permitiría afianzar lazos y estar atentos al proceso de cada uno y a factores que podrían  afectar su rendimiento.

¿Por qué la oferta en educación no tradicional en Chile no es tan amplia?

Seguramente al leer las características de ambos tipos de educación hemos retrocedido un par de décadas hasta nuestros propios años de uniforme y cuadernos para preguntarnos por qué no pasamos por un colegio de este tipo.

Y es que parece ser que a la hora de optar por un tipo de educación prima lo conservador y por otro lado, los dos métodos que hemos revisado no gozan de un precio  al alcance de todos los bolsillos ni tienen una oferta en todas las regiones. A esto se suma el temor de muchos papás que se preguntan válidamente si esta educación “alternativa” cumplirá con lo establecido por el Mineduc., pero para la tranquilidad de las familias, hay que hacer hincapié en que todos estos colegios para contar con el reconocimiento del estado deben cumplir con los contenidos mínimos y con los protocolos al igual que los demás.

¿ Qué decisión tomar entonces?

Verónica Arroyo (34 años, educadora de párvulos y mamá de Máximo) valora el método Waldorf, pero también tiene sus críticas a este método.

“El  sistema Waldorf me interesa, me gusta el sistema de evaluación, pero no sé si se adapta a nuestra realidad muy bien. A mi me interesa más el currículum Montesorri, en el cual de verdad el eje está centrado en la experiencia del niño, de forma holistica, con la exploración y auto corrección como ejes educativos, grupos pequeños y sobre todo un constructivismo cierto, que no se sustenta en el academicismo exitista del que hacen gala otros colegios. Para nosotros es importante que Máximo este en un colegio que lo ayude a desarrollar su potencial, pero de forma saludable y ecológica, porque finalmente, el ser humano es integral, y siento que muchos colegios pierden eso como norte”, acotó.

Por otro lado, Marcelo Mora (35 años, profesor), nos cuenta que ambos sistemas le gustan, pero que lamentablemente para nuestro país son para aplicarse en niveles pre escolar y de primer ciclo (hasta cuarto básico).

“Regularmente, las experiencias exitosas de educación de este tipo completas (básica y media) son reducidas y sesgadas por el nivel socioeconómicas. El panorama que privilegia a las personas educadas con esas habilidades aquí es restringido”, precisó.

En Mamadre  entregamos  a nuestros lectores los elementos para conocer los distintos tipos de educación que buscan hacer frente a las nuevas necesidades educativas en Chile, poniendo como centro el respeto hacia los niños y niñas como personas e individuos, cada uno con necesidades y ambiciones especiales.

Acerca del autor

Feliz madre de Matías y Daniel y de profesión periodista y especialización en Derechos Humanos, Género y Relaciones Públicas. Durante mi proceso de estudios tuve la dicha de combinarla con la crianza de mi hijo mayor y el embarazo del segundo. Hoy junto a Mamadre tengo la maravillosa posibilidad de compartir, comunicar y retroalimentar todas las inquietudes que día a día nos hacen construir un mejor mundo para nuestros hijos, hijas y toda la familia.

9 comentarios

  1. andrea almada el

    acuerdo plenamente con este tipo de formaciones, lamentablemente a la hora de ponerlas en práctica son absolutamente privativas para muchas familias, ya que sus costos son muy onerosos….en este sentido, veo altamente exclusivo este sistema educativo.

  2. graciela beatriz garcia el

    ojala todas las escuelas de Argentina apliquen estos métodos! son maravillosos.

  3. Lo ideal es potenciar los 2 métodos. Es decir sacar lo mejor de cada uno.
    Nosotros (un grupo de padres de niños entre 1 1/2año y 3), estamos seriamente en reunirnos y poner cuota mensual: pagarle a una educadora que pueda potenciar los 2 métodos y comenzar con esa educación a nuestros hijos. Si nos va bien puede ir creciendo aquel proyecto. Si cada uno pone de su parte, tiempo, energía y material, creo que se puede hacer algo bueno y a un precio no tan elevado como aquellos colegios con fines de lucro.

  4. Hola! si esta modalidad de educación la aceptara el ministerio y fueses subsidiados, te juro que muchos ya hubiesen cambiado a sus hijos de colegios.
    Te cuento mi experiencia. Mi hijo estuvo en un jardín Montessori y éste era subsidiado ( mitad y mitad) finalmente se les quitó este apoyo y el jardín quedo finalmente en manos de particulares. Hoy mi hijo continúa con el método Montessori 1nivel. La pregunta es, por qué al ministerio no le interesa subsidiar colegios en los cuales, está claro que saldrán chicos que no sólo cambiaran su visión frente a lo que los rodea, sino, que serán un gran aporte para este país.
    Algo que no se puede creer!
    Chile loco!

  5. Ingrid Lembach el

    Necesito mas informacion y quisiera que alguien me pudiera contactar a mi e mail

¿Qué opinas?