Diputados al rescate de la maternidad

2

Lo primero que les quiero decir es que por favor nos olvidemos de la política, de si somos de derecha o de izquierda, anarquistas o apáticos, y que recordemos que somos madres, simplemente madres, y es que hoy no sé si reír o llorar, quizás lo uno y lo otro sea demasiado extremo, sobre todo considerando que este es un pequeño paso que si se logra sería un cambio histórico para ti y para mí, para nuestros hijos, para todas las madres ¿de qué estoy hablando? Del proyecto de ley que hoy acaban de ingresar los diputados Girogio Jackson y Gabriel Boric, se llama 8M modificaciones legales desde una perspectiva feminista.

Ok, ok, respira, ¿qué carajo tiene que ver esto con nosotras las madres, y qué me importa a mí el feminismo? Pues créeme esto te va a importar, este proyecto propone un post natal irrenunciable para los padres, sí los hombres, a partir de la semana Número 7 del bebé, no los paupérrimos cinco días actuales, ¿te imaginas estar con tu esposo o pareja en casa cuando tu bebé tenga un mes y medio? ¿te imaginas poder ducharte todos los días? ¿te imaginas no estar sola, en serio tener un adulto con quien hablar? ¿te imaginas salir juntos, turnarnse para mudar? ¿te imaginas poder comerte la comida caliente? Y tu papá ¿te imaginas lo que sería ver crecer de verdad a tu hijo, no tener que separarte de él a poco de nacer, y ser tu también corresponsable de todo lo que hace? Esto que parece sacado de una película del mundo ideal podría ser realidad con este proyecto de ley ¿te imaginas además que puedan estar todos juntos y que no les falte el dinero? Ahora entienden ¿por qué no sé si reír o llorar?

Pero alto, esto no es todo, sí hay más, la iniciativa que presentaron justo hoy en el día de la mujer, incluye que el derecho a sala cuna no sea exclusivo de las mujeres, sino también de los hombres y que cualquier empresa con más de 20 trabajadores, sin importar si son hombres o mujeres, deban tener sala cuna. Volvamos a imaginar ¿que pasaría si esta vez cuando busques trabajo y hay 19 mujeres no tengan problema en contratarte porque tener veinte mujeres es lo mismo que tener 20 hombres trabajando? ¿te imaginas que tú que trabajas a honorarios y has debido pagar el jardín de tu hijo porque su padre no tiene derecho a sala cuna, pudieran tenerla igual porque resulta que la crianza es cosa de dos y no sólo de mamá? ¿te imaginas el dinero que ahorrarían?

Ahora entienden por qué digo que no sé si reír o llorar, yo sé que sí, porque yo como ustedes sé lo que muerde la soledad, lo que sufrimos cuando papá vuelve a trabajar y vemos que nos quedan largos meses solas, sin adultos con quien conversar, y es ahí en esa soledad que muchas se van arrepintiendo de la maternidad, no por sus hijos, sino por la presión y discrimianción social, porque estamos cansadas que ser madre sea un cacho, porque estamos cansadas de tener que demostrar y demostrar. Este proyecto de estos diputados, que por cierto no son papás, me lleva a pensar que no todo está perdido, en realidad, nunca lo está, este proyecto que muchos tildaran de feminista o populista me hace recordar que yo también existo, que también soy ciudadana, que yo que soy madre también merezco que mis derechos sean resguardados, porque criar NO es cosa de mujeres, porque los padres, los hombres también pueden, también deben hacerse cargo del cuidado de los niños, porque nuestra soledad, nuestra depresión post parto, nuestro puerperio cargado de locura y llanto, se volvería mucho mas dulce si ellos estuvieran presentes en casa, porque quizás no nos veríamos obligadas a renunciar al trabajo, porque tal vez no lloraríamos escondidas en el baño por esa discriminación que es tan natural que ya ni siquiera la vemos.

Hoy queridas madres, y digo madres, pero debería también decir padres, se ha abierto una puerta a la  verdadera igualdad y corresponsabilidad en la crianza, hoy con el pequeño gran paso que dan estos diputados, que no saben lo que es el puerperio, podemos imaginar una maternidad acompañada, una crianza compartida, podemos vislumbrar dejar de una vez por todas el disfraz de súper madre y saber que cuando el bebé llegue no estaremos solas, hoy quizás pueda cambiar la historia de tu vida y de la mía, pero creo que para que eso ocurra, ahora nos toca a las madres alzar la voz y decir que sí! que el postnatal irrenunciable de papá es casi un derecho humano, del padre,de la madre, pero sobre todo del niño o niña, porque ellos merecen crecer y ser cuidados por ambos. Es solo un proyecto, y queda una larga discusión legislativa, pero qué tal si mientras eso pasa, además de reír y llorar, o ambas cosas juntas, nos volcamos a contar nuestra realidad, para que todos sepa que tu maternidad, que mi maternidad necesitan ser salvadas de la locura, que ya no podemos criar solas, que nos aburrimos, que no podemos, que no debemos ser las súper madres, y que merecemos poder salir al gimnasio o a camina recto una o dos horas diarias sin bebé, sabiendo que él es cuidado por quien mejor puede cuidarlo, por su propio padre.

¿Qué me dices, nos unimos juntos y nos atrevemos a salvar nuestro puerperio y ser madres felices y ya no abnegadas y eternamente cansadas?

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora y periodista. Enamorada de la vida y de un principito de rizos dorados. Amante de los libros, Valparaíso y el buen vino. Activista eterna por los derechos de las mujeres y los niños. No me gustan los extremismos, aceptar al otro como legítimo otro es mi lema de vida, ayudarnos a ser conscientes y relacionarnos con amor es mi misión. Autora del libro ¿Cómo construimos lo que somos? Memorias y olvidos de los italianos en Valparaíso. Expositora en Congresos y simposios sobre migraciones y reconstrucción de historias de vida/biografías. @jbruna jenny@mamadre.cl

2 comentarios

  1. Me encanta!!!!
    Fui madre de mellizas y mi marido tuvo que salir a trabajar, por suerte el guardó algunos días de vacaciones y trabajo unas horas extras así que puedo estar con nosotras mas de 5 días.
    Es muy despiadado que los papás tengan que dejar a sus hijos tan pequeños, no es justo, y por otro lado las mamás agradecemos el apoyo del papá, y que nuestros hijos tengan acceso a jardín por parte del papá

  2. Luis Henríquez el

    Me parece genial, debe de hecho ser así, pero ojo, no vean nuestro rol como el de ayuda, como padres, ser parte de la crianza de nuesyros hijos es tarea sagrada, y cuando lo hacemos no es una ayuda para ustedes mujeres, es ejercicio de nuestra paternidad. Solo decir eso y apoyar la iniciativa iniciativa