¿Mito o realidad?: “Tomé pastillas anticonceptivas muchos años y ahora no puedo embarazarme”

0

Por Macarena Benitez

anticonceptivosNo es extraño escuchar a mujeres decir que durante varios años utilizaron pastillas anticonceptivas como método para evitar un embarazo, pero que cuando decidieron dejarlas, lograr embarazarse tardó mucho tiempo o bien, generó problemas en su organismo. También hay casos en que mujeres afirman haber tomado estas píldoras por más de una década y que a la hora de dejarlas por decisión  personal, lograron un embarazo en menos de un mes.

Nery Vargas (33 años y embarazo de 4 meses) señala por ejemplo, que luego de 14 años de tratamiento con anticonceptivos, demoró más de 1 año en lograr un embarazo.

[sc_embed_player fileurl=”http://www.mamadre.cl/wp-content/uploads/2014/05/NERY-1-AÑO.mp3″]

Otro caso muy distinto es el de Viviana Cornejo (mamá de Benjamín de 3 años y con un embarazo de 19 semanas ) quien tuvo en los 2 embarazos situaciones muy diferentes a la hora de buscar la fecundación.

[sc_embed_player fileurl=”http://www.mamadre.cl/wp-content/uploads/2014/05/VIVIANA-CORNEJO.mp3″]

Buscamos la opinión de expertas en el tema y desde su experiencia profesional nos aclararon dudas que son recurrentes entre mujeres en edad fértil y echaron por tierra esta creencia sobre uno de los posibles efectos negativos de los anticonceptivos orales.

La doctora Dora Silva, ginecóloga con más de 30 años de experiencia, descarta de plano esto y señala que si hay demora en lograr la fecundación al dejar de tomar la píldora, esto puede deberse a un problema ovárico previo y no a algún efecto del anticonceptivo como tal.

IMG_20140514_153823

[sc_embed_player fileurl=”http://www.mamadre.cl/wp-content/uploads/2014/05/Dora-Silva-mito-.mp3″]

La profesional sí señala que es recomendable al dejar de consumir estos anticonceptivos, dejar pasar a lo menos un mes antes de intentar una fecundación, sin suspender por esto las relaciones sexuales, sino que utilizando otro método como por ejemplo, los preservativos dejando este tiempo acotado para que se restablezca la función normal de los ovarios.

[sc_embed_player fileurl=”http://www.mamadre.cl/wp-content/uploads/2014/05/1-mes-.mp3″]

A diario las matronas reciben a pacientes con estas y otras dudas, ya sea cuando recién comienzan a buscar un método anticonceptivo al iniciar su vida sexual o bien, una mujer que ya teniendo hijos y al estar en edad fértil necesitan evitar un nuevo embarazo. Rosmery Orellana matrona del CESFAM Alcalde Iván Manríquez Cuevas se enfrenta a diario con estas interrogantes y señala que la información es clave para empoderar a las mujeres y que conozcan el funcionamiento de sus ciclos menstruales antes de buscar un embarazo.

rosmery

“Generalmente las mujeres que usan anticonceptivos orales por tiempos prolongados, principalmente aquellas que nunca han estado embarazadas (nuligestas), y que desean un embarazo posterior, siempre preguntan  si las pastillas anticonceptivas: “les producirá infertilidad” o “les costará embarazarse posteriormente”. Son conceptos que se han transmitido culturalmente. Cuando uno plantea estos temas, con nuestras abuelas o nuestras madres u otras mujeres, la gran mayoría de ellas relaciona el uso de anticonceptivos orales con infertilidad”, afirma esta matrona.

Consultada por la relación entre uso de anticonceptivos y posibilidades de una posterior pérdida o aborto espontáneo, esta profesional de la salud pública sostiene que “Las principales causas de abortos en el primer trimestre de embarazo, tienen relación con anomalías congénitas, malformaciones uterinas, enfermedades  endocrinas maternas no controladas (principalmente diabetes), infecciones, problemas inmunológicos, incompetencia cervical, traumatismos severos, placentación anormal, entre otras”.

Rosemary Orellana precisa que tampoco la edad a la que se inicia la ingesta de estos anticonceptivos tendría relación con la demora en un embarazo, sino que esta  está ligada a la reserva ovárica de cada mujer.

 “La relación edad con probabilidad de embarazo, tiene que ver con que la reserva ovárica de las mujeres va disminuyendo a medida que aumentan en edad. En las mujeres sexualmente activas, sin método anticonceptivo, a los 20 años la tasa de embarazo mensual es de un 20 – 25%, a los 30  años de un 15%, a los 35 años disminuye considerablemente al 10% y luego de los 40 años un 5%”, plantea Orellana.

 “En mi experiencia, las mujeres sanas que no logran un embarazo al año de suspendido el método anticonceptivo, se debe a una frecuencia de relaciones sexuales insuficiente (mínimo 3 veces por semana) y a que las mujeres desconocen su ciclo menstrual y su día de ovulación”, agrega nuestra entrevistada.

Despejadas estas dudas, consultamos a ambas profesionales cuál podría ser el mejor método anticonceptivo de acuerdo a la necesidad de cada mujer o pareja y la respuesta fue enfática: dependerá de cada caso en particular, ya que confluyen diversos factores en esta importante elección.

Para la ginecóloga Dora Silva, por ejemplo, un buen método para una pareja que busca un método por un tiempo acotado, son las pastillas anticonceptivas, por los pocos efectos secundarios que conllevan.

Por su parte, la matrona Rosemarie Orellana distingue categorías a tomar en cuenta a la hora de recetar un anticonceptivo y se clasifican de la siguiente manera:

 Categoría 1: Una condición para la cual no existen restricciones para el uso del método anticonceptivo.

Categoría 2: Una condición en la que las ventajas de usar el método superan los riesgos teóricos o probados.

Categoría 3: Una condición en la cual los riesgos teóricos o probados superan las ventajas de usar el método.

Categoría 4: Una condición en la que el uso del método representa un riesgo inaceptable para la salud.

 Los aspectos a considerar a la hora de elegir pasan por factores como la edad, peso, enfermedades cardiovasculares, problemas de salud mental, uso de otros medicamentos, malformaciones uterinas, enfermedades gástricas, tabaquismo, alergias, condiciones sociales, entre otras, para encontrar el más adecuado para cada mujer y tal como sucede con todos los medicamentos, no es recomendable la automedicación, justamente porque existen métodos pensados para cada mujer.

 

 

 

 

Acerca del autor

Somos un equipo de periodistas que trabaja constantemente para brindarte la mejor información, buscamos siempre las fuentes más confiables y comprobables, porque lo importante es decidir informada, la información da seguridad, y una madre que cría segura es una madre que cría más feliz. Nosotras investigamos para que tú te dediques a criar y disfrutar.

¿Qué opinas?