Derribando mitos: La lactancia materna después del año, lo mejor para tu hijo/a

40

Que la leche materna es el mejor alimento que puede recibir un bebé en los primeros 6 meses de vida es un punto que no está en discusión, en general pediatras del área pública y privada recomiendan amamantar cuanto sea posible a los niños/as en sus primeros meses. Sin embargo, esta situación cambia rotundamente cuando se habla de la lactancia materna al inicio de la alimentación complementaria.

A pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna hasta los dos años o más, escasos son los profesionales que siguen esta regla y que aconsejan de esta forma a sus pacientes, las madres que muchas veces creen ciegamente en las recomendaciones de los profesionales de la salud, que han perdido su instinto y que creen, porque la sociedad así lo ha enseñado, que un profesional sabe más de cómo ser madre que ellas mismas.

lactancia prolongadaLos índices de lactancia materna en Chile son preocupantes, sólo un 40% de los bebés son amamantados hasta los 6 meses de vida, cifra que disminuye drásticamente al iniciarse la alimentación complementaria, basta con que hagas memoria entre tus conocidas madres, ¿cuántas de ellas has visto amamantar después de los seis meses, o es más pasado el año de vida?  Y es que los mitos urbanos parecieran tener más peso que el instinto mamífero y que la evidencia científica, y de pronto la leche de vaca, alimento artificial ha parecido volverse el mejor aliado de las madres (y los pediatras) modernos, el excesivo apego a las curvas de crecimiento y a la concepción errónea que si el bebé llora es porque tiene hambre han hecho fracasar innumerables lactancias, y han puesto entre la espada y la pared a miles de madres que luchan contra vientos y mareas por amamantar a sus hijos/as, y es que la falta de información nos lleva muchas veces a ceder ante la presión social y médica.

Al respecto el pediatra Miguel Laskowsky señala “no hay mujer que no tenga leche, que no me sale, que es aguada, que queda con hambre, MITOS! Lo que falta es confianza y dejar que el/la bebé decida cuanto y como toma su leche”, según el profesional no existe mejor alimento que la leche materna, comenta entre risas que si la leche materna contuviera más hierro los niños/as no necesitarían comer hasta los cinco años.

Y es que no debemos olvidar que el amamantar no es sólo un acto de alimentación, es un acto de amor, de vínculo, de protección para el bebé y su salud presente y futura y de la madre también, Laskowsky nos comenta “las mujeres que no amamantan tienen un 20% más de posibilidades de contraer cáncer de mamas que quienes sí lo hacen”.

En este sentido es importante comprender que tal como el calostro (sustancia que alimenta al bebé en los primeros 4 o 5 días de vida) cuenta con todos los requerimientos necesarios para el recién nacido y le confiere defensas y una protección que ningún relleno podrá igualar, así mismo la leche que sale durante los meses o años siguientes está totalmente adaptada a los requerimientos nutricionales emocionales de tu hijo/a.

Importancia del Calostro: Irreemplazable

Según el Manual de Lactancia para profesionales de la Salud, el calostro aporta todas las necesidades nutricionales de tu bebé, protegiéndolo y aportando a su desarrollo cognitivo e inmune. El calostro está ajustado a las necesidades específicas del recién nacido:

– facilita la eliminación del meconio
– facilita la reproducción del lactobacilo bífido en el lúmen intestinal del recién nacido
– los antioxidantes y las quinonas son necesarias para protegerlo del daño oxidativo y la enfermedad hemorrágica
– las inmunoglobulinas cubren el revestimiento interior inmaduro del tracto digestivo, previniendo la adherencia de bacterias, virus, parásitos y otros patógenos
– el escaso volumen permite al niño organizar progresivamente su tríptico funcional,succión-deglución-respiración.
– los factores de crecimiento  estimulan la maduración de los sistemas propios del niño
– los riñones inmaduros del neonato no pueden manejar grandes volúmenes de líquido; tanto el volumen del calostro como su osmolaridad son adecuados a su madurez.

Lactancia Materna después del año de vida

descarga (3)

Comprobado- avalado por casi 2668 estudios científicos- que a lo largo del segundo año de vida(entre los 12 y 24 meses) la leche materna aporta aproximadamente el 40% de los requerimientos nutricionales del niño/a, abarcando vitaminas, calcio, proteínas y ácidos grasos esenciales y calorías. Así lo afirma la asesora en lactancia Clara Tagliafico, quien explica que el típico http://espfarmacia.com comentario de “tu leche es pura agua” está totalmente alejado de la realidad, puesto que ” la leche materna evoluciona junto con el niño/a, al crecer y cambiar sus necesidades nutricionales ésta se adapta a ellas. Cuanto más tiempo amamante la madre, más aumentará el valor calórico para poder cubrir las necesidades especificas para el estadio del desarrollo que este transitando el niño/a. No existe ningún alimento que aisladamente supere el valor nutritivo de la leche materna”.

Y es más, la lactancia prolongada y exclusiva también ha sido asociada a una disminución en el riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante. Algunos estudios incluso sugieren una aceleración del desarrollo neurocognitivo, y una protección contra trastornos y enfermedades crónicas a largo plazo como la obesidad,la diabetes mellitus tipo I, la enfermedad de Crohn (Koletzko 1989) y el linfoma.

Es importante señalar también que no existe ninguna evidencia que la lactancia extendida hasta después del año de vida pueda traer consecuencias negativas para el bebé o la madre, descatándose los supuestos problemas psicológicos, cognitivos o dentales que muchas veces se atribuyen al lactante, así lo señala Paulina Pavez Marchant, Nutricionista, asesora internacional de lactancia y fundadora de Lacta Chile

Aporte nutricional de la leche materna después del año 

Entre los 12 y 24 meses  448ml de leche materna proveen al niño/a de los siguientes requerimientos diarios: 29% del requerimiento energético,  43% de requerimiento de proteínas, 36% del requerimiento de calcio,75% del requerimiento de vitamina A, 76% del requerimiento de folatos, 94% del requerimiento de vitamina B12 y 60% del requerimiento de vitamina C, aportando también altos contenidos de líquido, ya que la leche humana está compuesta por un 80% de agua, razón por la cual y sobre todo en los primeros meses de vida NO ES NECESARIO darle agua al bebé.

Ahora bien, para mantener la lactancia materna hasta los dos años o más, es fundamental que esta se realice a demanda, es decir, sin poner horarios ni restricciones, es el bebé quien decide cuánto tomar y que tan seguido hacerlo, el pediatra Miguel Laskowsky lo establece claramente al señalar que es el bebé quien debe regular las tomas, enfatizando que es necesario que la madre entienda que si toma muy seguido no es necesariamente porque quede con hambre, sino porque su estómago no es capaz de aguantar grandes cantidades de alimento.

Es tal la preocupación que provoca entre los expertos los bajos índices de lactancia materna en  Chile que son diversos los movimientos y discusiones que se han solicitado a nivel de parlamento y gobierno para asegurarla y promoverla, un gran paso en la materia es la presentación del proyecto de Ley Criamor creado por Mamadre en conjunto con las ONG’s Criamor y Abogadas Pro Chile, en ella se solicita la protección de las madres que amamantan en público, pero también el favorecer la extracción de leche en la jornada laboral, crear bancos de leche a nivel nacional y capacitar al personal de salud para que apoye de manera eficiente y concreta a las madres, del mismo modo se solicita una supervisión al mundo privado ya que es en las clínicas consultas particulares donde la lactancia materna presenta sus más bajos índices.

Falta información y difusión a nivel masivo, aunque ya existen programas de gobierno que fomentan la lactancia materna los profesionales de la salud no cumplen a cabalidad su rol de informar, acompañar y propiciar y proteger a toda costa la lactancia materna, es por ello que te recomendamos que si tu enfermera o pediatra o personal afín te recomienda cortar la lactancia, busques una segunda opinión.

Si consideras que de manera reiterativa te discriminan por amamantar después del año, o de los primeros seis meses, acércate a Mamadre y realiza una denuncia contra los profesionales de la salud, sólo de esta forma podremos lograr afianzar la lactancia materna y educar a niños y niñas, a padres y madres, y los profesionales de la salud sobre los innegables beneficios de la leche materna, beneficios que no son sólo nutricionales como declara Tagliafico “no debemos olvidarnos de los beneficios emocionales y psicológicos de la lactancia materna. Muy al contrario de lo que dicen de que “el niño/a se volverá mamón y dependiente”, esta comprobado que cuando se permite al niño/a separarse del amamantamiento de forma natural y no forzada, este desarrollará una confianza y seguridad que ayudara al afianzamiento de su independencia futura”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora y periodista. Enamorada de la vida y de un principito de rizos dorados. Amante de los libros, Valparaíso y el buen vino. Activista eterna por los derechos de las mujeres y los niños. No me gustan los extremismos, aceptar al otro como legítimo otro es mi lema de vida, ayudarnos a ser conscientes y relacionarnos con amor es mi misión. Autora del libro ¿Cómo construimos lo que somos? Memorias y olvidos de los italianos en Valparaíso. Expositora en Congresos y simposios sobre migraciones y reconstrucción de historias de vida/biografías. @jbruna jenny@mamadre.cl