Del Cd a tu pantalla: Netflix presenta la serie Cantando Aprendo a Hablar

1

 

“Yo ya sé decir la A, porque me enseño Mamá, canta tu también la A… y yo sé EEE y yo sé EEE yo ya sé decir la E, E E”

Netflix se vuelve una tentadora alternativa para quienes buscan conjugar televisión, diversión, calidad y educación para sus hijos/as. En esta oportunidad destacamos un programa de producción nacional que no solo despertará los sentidos de los más pequeños/as de la casa, sino que de manera lúdica y efectiva, enseñará a los niños/as a hablar.

Se trata de Cantando Aprendo a Hablar, una serie que nació de la mano de tres fonoaudiólogas de la Universidad de Chile, quienes desde 1989  han desarrollado canciones y actividades que apoyan el desarrollo de habilidades lingüísticas y auditivas de los niños y niñas pre escolares.

En cada capítulo podrás encontrar una historia con divertidos personajes como el tierno “Lobo Caulimón” o el “Conejo Barrigón” quienes viven emocionantes aventuras, en las que cantan, bailan y aprenden con canciones como El Mundo de los sonidos, A comer verduras,  Abracadabra, entre muchas otras.

Invitamos a todas las familias a cantar en una voz las más de cien canciones que Cantando Aprendo a hablar tiene para ustedes y para los más pequeños/as, acompañándolos  en el desarrollo de su lenguaje.

Finalmente, les recordamos y tomamos las palabras de la fonoaudióloga y parte del equipo de Cantando Aprendo a Hablar, Aída Pohlhammer que “el desarrollo del lenguaje es diferente para cada niño, por eso no es conveniente hacer comparaciones acerca de cuántas palabras dice una guagua en relación a otra de su misma edad. Sabemos que, por lo general, tarde o temprano llega un momento en que el vocabulario aumenta y los niños se nivelan con sus pares”.

Ahora, a buscar la serie y aprender a hablar con tus hijos/as!

Acerca del autor

Feliz madre de Matías y Daniel y de profesión periodista y especialización en Derechos Humanos, Género y Relaciones Públicas. Durante mi proceso de estudios tuve la dicha de combinarla con la crianza de mi hijo mayor y el embarazo del segundo. Hoy junto a Mamadre tengo la maravillosa posibilidad de compartir, comunicar y retroalimentar todas las inquietudes que día a día nos hacen construir un mejor mundo para nuestros hijos, hijas y toda la familia.