Deja que tu bebé se mueva libremente

7

Soy Terapeuta Ocupacional de profesión, me he especializado a lo largo de mi carrera en el trabajo con niños y niñas desde la primera infancia hasta el comienzo de la adolescencia, hace unos años trabajé en una sala de estimulación temprana de un programa de Gobierno, estuve aquí durante dos años y medio, viendo a niños y niñas que me eran derivados principalmente por “Rezago motor” que era cuando no se cumplían los “Hitos” preestablecidos para cada edad de desarrollo, como por ejemplo: me los enviaban si no levantaba la cabeza a los 3 meses, si no se giraba a los 5, si no se sentaba a los 6 o si no caminaba al año.

Hubo un momento en el que me pregunté ¿Quién soy yo para imponer a los niños y niñas cuándo tienen que adquirir sus posturas? ¿Por qué no respetar sus propios tiempos? Años después obtuve la respuesta ya que me cambié de trabajo, pasó el tiempo y me encontró la antroposofía, fui madre y la combinación de ambos me hizo llegar a la motricidad libre por medio de la psicomotricista donde llevo a mi hija, que hermoso regalo.

La motricidad libre la instauró una pediatra llamada Emmi Pickler, quien definía al niño pequeño como un ser activo, competente, capaz de tener sus propias iniciativas.

En 1946 se hace cargo de una casa cuna ubicada en la calle Lóczy en Budapest y es acá donde nace un modo de encargarse de los niños pequeños original e innovador. Sin buscar reproducir la relación maternal, proyecto vano en una institución, Emmi Pikler y sus colaboradoras permitirán a los niños establecer vínculos cálidos con sus cuidadoras, gracias a una atención exclusiva ofrecida a cada uno durante los cuidados, a una coherencia en la vida cotidiana, a una estabilidad de los adultos y a las respuestas finamente adaptadas a las necesidades individuales, este actualmente es conocido como el instituto Lóczy.

 

Ella instaura una nueva forma de ver al bebé, relacionado principalmente en la libertad de movimiento de estos,  es indispensable que los niños se muevan libre y naturalmente durante su desarrollo, evitando los implementos (Ej. Centros de entretención, andadores) y espacios reducidos (corrales pequeños, cunas, coches) que lo limiten.

 

Además es clave que los adultos que están a su cuidados sean muy respetuosos por las posturas naturales que corresponden a cada etapa, no forzar posturas que no logran realizar por si solos (ej.: sentarlos antes de tiempo), todo esto para que se desenvuelvan armónicamente en todas las áreas de su desarrollo, trayendo beneficios como; generar conciencia de su cuerpo, conocer sus posibilidades y los límites por medio del movimiento, potenciar la resolución de conflictos lo que les traerá seguridad, confianza y calma interior.

 

Es indispensable saber que el movimiento de nuestro cuerpo esta directamente relacionado con nuestras emociones y la forma de enfrentarnos al mundo cuando somos adultos, a la mayoría de nosotros nos impusieron movimientos y posturas antes que nuestro cuerpo estuviera preparado para realizarlos es por eso que muchos somos, torpes, tenemos dificultad para orientarnos o nos cuesta coordinar.

Acá dejo unas Recomendaciones para el hogar, las cuales pueden aportar al desarrollo integral y libre de nuestros niños y niñas:

 

  • Al tomar en brazos: tomar como una palita, por la espalda con la que afirme cabeza y cola, ya que la mayoría de las veces los tomamos de las axilas y esto hace que su cabeza quede colgando. Ponerlos siempre en posición horizontal, hasta que logre la posición vertical por si solo, ya que la mayoría de los bebés son tomados en esta posición y su cuerpo no esta preparada para recibirla.

 

  • Al dejarlos; sobre la cama, en el suelo o en el coche es importante que se baje lentamente, con mucho cuidado, ya que si esto se realiza de manera rápida es como si estuvieran arriba de una montaña rusa lo que asusta y causa inseguridad.

 

  • Muda: tratarlos muy cuidadosamente, hay que tener en cuenta que es en los cuidados cotidianos donde se genera un gran vínculo con nuestros hijos e hijas, es por esto que hay que hacer de estos momentos un espacio de goce mutuo, al igual que al vestirlos y bañarlos, es muy fructífero ir diciéndole al bebé todo lo que se le está haciendo para anticiparlo y prepararlo para cada movimiento.

 

  • Coche: Usarlo de preferencia solamente para los traslados, ya que es inestable e inseguro, y no permite que se desarrolle la postura fisiológica corresponde a su edad.

 

  • Cuna: Lo ideal es que sólo al principio el bebé esté en su cuna, cuando comienza a girarse  hay que sacarlo y ponerlo en un espacio más grande­, ya que no hay lugar para desarrollar completamente su movimiento ahí adentro.

 

  • Corral: Se utiliza al momento que el bebé ya se gira, pero de igual forma se podría utilizar antes, es importante que sea amplio para que no limite ningún movimiento (1,20×1,20) y que quede casi a ras de suelo, por si se cae un juguete el bebé pueda recogerlo por las rejillas. Usarlo máximo hasta que comienza a gatear, luego de esto limita mucho su espacio y su desarrollo. Lo ideal es tener una pieza bien adaptado en el cual no corra peligro, se tiene que sentir seguro, libre y desarrollar el movimiento de manera independiente y sin la supervisión de un adulto.

 

  • Suelo: Si no se tiene corral, A los 3 meses el bebe se deja en el suelo, puede ser en una mantita con juguetes ojalá de materiales nobles y lo más simple posible.

 

 

Lo más importante es siempre ponerse en el lugar del bebé, como sería para nosotros que nos mandaran a un nuevo mundo y que un gigante nos hiciera todo, por eso mucha delicadeza, cuidado y amor…

 

Nicole Vidal Retes

Terapeuta Ocupacional en formación antroposófica.

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora y periodista. Enamorada de la vida y de un principito de rizos dorados. Amante de los libros, Valparaíso y el buen vino. Activista eterna por los derechos de las mujeres y los niños. No me gustan los extremismos, aceptar al otro como legítimo otro es mi lema de vida, ayudarnos a ser conscientes y relacionarnos con amor es mi misión. Autora del libro ¿Cómo construimos lo que somos? Memorias y olvidos de los italianos en Valparaíso. Expositora en Congresos y simposios sobre migraciones y reconstrucción de historias de vida/biografías. @jbruna jenny@mamadre.cl

7 comentarios

  1. claudia eapinoza el

    hola tengo mi bebe de 1 año y he tratado de que intente pararse solo pero no quiere si losiento se pone a llorar paravq lo ayude a ponerse en pie entonces no se si dejarlo por que no me gusta que llore tanto..hay necesito orientacion

  2. Fabiola Albornoz el

    Buenísimo el artículo!! , tambien creo que la naturaleza es sabia y que cada niño se desarrolla a su debido tiempo y que no debemos apurarlos .

  3. Pamela Vargas el

    Me encantó, es algo que intuía (sufro cuando debo poner mucho rato a mis hijos en un coche o silla de auto o comer). Mi marido es hiperlaxo y hace poco me di cuenta de que nuestros hijos también lo son y muchísimo, así que respeto sus posturas y tiempos. Un abrazo y gracias por compartir

  4. Nicole Vidal Retes el

    Hola Claudia como estás? La idea es que el realice el movimiento cuando este preparado, sin forzarlo, en algún momento se sentirá seguro y lo logrará hacer, si gatea dejarlo que lo haga libremente, hay que hacer menos y observar más con nuestros niños y aprovechar su sabiduría!

    Saludos!

¿Qué opinas?