¿Debo prepararme para la lactancia durante el embarazo?

2

Es una queja común de las madres primerizas “yo pensaba que dar leche era colocarse al bebé al pecho y listo. Nadie me explicó que no era tan fácil.” Es por eso que nos inspiramos para hacer este artículo centrado en las madres gestantes.

1843097

¿Se debe hacer algo? Revisemos las preguntas más comunes:

  • Pezones

unnamedMuchas veces es posible escuchar que “se deben preparar los pezones para dar leche” o “hacerse el pezón”. La verdad es que no es necesario. El uso de cualquier instrumento (como cepillo de dientes u otro) para rasparse la piel de los pezones, además de doloroso no tiene ningún efecto en el éxito del establecimiento de la lactancia.

Si tienes pezón plano (con el pezón muy cortito, que casi no sobresale de la aureola) o pezón umbilicado (pezón con forma de ombligo). Debes saber la importancia de que lo primero que reciba tu bebé en la boca, sea tu pezón porque lo primero que entra en la boca del bebé, crea impronta. Y si recibe un chupete, será más difícil que se agarre después de tu pezón.

El pezón plano y umbilicado está presente en aproximadamente el 10% de las mujeres y muchas de ellas han amamantado sin problemas. Tras el parto, el bebé al succionar el pecho por primera vez, extrae naturalmente el pezón. A veces durante el periodo de lactancia, a veces por lo que dura cada mamada, a veces para siempre. Eso depende de cada mujer.

Es importante que cuentes con el dato de alguna asesora de lactancia o que tu equipo de salud haya tenido experiencia con este tema, para que pueda acompañarte en iniciar tu lactancia.

  • Cantidad de leche

Todas las mujeres tienen la capacidad para producir la leche suficiente para sus hijos. Si bien existe la hipogalactia verdadera (baja producción de leche por alguna causa biológica). Es una situación muy poco frecuente. La mayoría de los casos corresponde a problemas de posición, agarre, frenillo sublingual corto, mandíbula pequeña, malos consejos, exceso del uso de chupete y uso de fórmula sin asesoría para retirarla gradualmente. Con la compañía e información adecuada, puedes aumentar tu producción de leche y recuperar la lactancia materna exclusiva. No existen las familias “lecheras” o “no lecheras”.

  • Dolor

Dar el pecho no duele. Nunca.

Si duele, hay que averiguar que está pasando. Quizás en las primeras tomas con tu bebé, puedas sentir una sensación distinta. Pero si es dolor, busca ayuda. Puede ser un problema de posición, confusión chupete-pezón, hongos, mastitis, problemas de circulación, frenillo corto, etc. Hay que evaluar. No aguantar.

Si dar el pecho fuera doloroso, nuestras antepasadas que no habían ni inventado la escritura, muchos menos leían de los beneficios de la leche materna, simplemente hubiesen negado el pecho ante el dolor. Su descendencia no hubiese sobrevivido y no estaríamos aquí ahora. Si estamos aquí, es una prueba de que la lactancia no duele y que cada mujer puede alimentar a sus hijos, con el apoyo adecuado.

  • Sacaleches, cremas y otros

Tener un sacaleches desde el embarazo es una muy buena idea. Puede que tengamos un parto prematuro. De ser así, dependiendo de cuán prematuro nazca el bebé dependerá si puede tomar inmediatamente de nuestro pecho o no. En estos casos es muy útil empezar a extraerse leche lo antes posible, para estimular el pecho tras el parto e iniciar la producción de leche. La madre debe extraerse para asegurar la producción para cuando su bebé ya haya desarrollado el estímulo de succión y pueda mamar.

Si llegamos a término con el embarazo, igualmente es útil tener un sacaleches. Se puede utilizar para estimular un pezón plano o umbilicado; para tener leche congelada en caso de emergencia; en caso de presentar mastitis, para extraerse el exceso de leche y más adelante para cuando tengamos que retornar al trabajo, será un buen compañero para mantener la lactancia.

Sobre las cremas para preparar el pezón, no son especialmente necesarias. Se puede amamantar sin haber usado ninguna crema previa. Las cremas de lanolina sirven bastante en caso de grietas, no tiene mucho sentido usarlas de forma preventiva. Solamente en caso de presentar alguna herida en el pecho. Las cremas de matico, que ayudan a la cicatrización de heridas en el pezón son bastante útiles, pero deben retirarse antes de ofrecer el pecho al bebé.

Los saca-pezón no son realmente necesarios si se cuenta con un sacaleches. Las amapolas y pezoneras pueden ser de ayuda en algunos casos, pero deben ser usadas siempre bajo la asesoría de algún profesional o asesora de lactancia, para que su uso sea breve y no se transformen en una interferencia en la lactancia.

  • El mejor secreto…

unnamed (1)

El mejor secreto, tip o dato es informarse durante la gestación. Asistir a talleres de preparación para la maternidad/parto/lactancia. Asistir a reuniones de apoyo a la lactancia, para informarse a través de la experiencia de otras mamás y buscar información basada en evidencia científica. Les recomendamos:

  • Un regalo para toda la vida, Carlos González (pediatra). Libro dedicado completamente a la lactancia. Encontrarás información sobre el funcionamiento del pecho, problemas comunes, problemas específicos, situaciones derivadas de la cultura, etc.
  • Bésame mucho, Carlos González (pediatra) Libro sobre temas de crianza en general, con un capítulo dedicado a la lactancia materna. Con el estilo particular del Dr.González que tanto encanta.
  • La Crianza Feliz, Rosa Jové (sicóloga). Este libro también trata temas de crianza en general y presenta un capítulo sobre lactancia. Me encanta el epígrafe con el que empieza el capítulo “Saber que se puede, querer que se pueda” creo que resume todo lo que he escrito en este artículo.
  • El arte femenino de amamantar. Liga de la Leche Internacional. La liga de la leche es una organización internacional dedicada al apoyo de las madres lactantes. Este libro trata todos los temas posibles en relación a la lactancia.
  • Tú eres la mejor madre del mundo. Dr. José María Paricio (pediatra). Del creador del sitio web e-lactancia.org (sitio actualizado para verificar la compatibilidad de los medicamentos con la lactancia). Es un libro precioso, dedicado a temas de crianza en general, con énfasis especial en la lactancia. Lo que hace tan especial este libro es el homenaje que realiza el autor a las madres. Desde el título y durante todo el libro, porque de ellas “ha aprendido tanto”.

Abrazos de oxitocina para todas, especialmente a las gestantes que han leído este artículo 🙂

Lorena Mercado López

Mamá de Dos, Prof. Biología

Diplomada Apego y Vínculación temprana

Asesora de Lactancia EDULACTA

Asesora de Porteo, formación DMyR

Miembro ONG CRIAMOR

www.rinconcrianza.cl

Acerca del autor

Feliz madre de Matías y Daniel y de profesión periodista y especialización en Derechos Humanos, Género y Relaciones Públicas. Durante mi proceso de estudios tuve la dicha de combinarla con la crianza de mi hijo mayor y el embarazo del segundo. Hoy junto a Mamadre tengo la maravillosa posibilidad de compartir, comunicar y retroalimentar todas las inquietudes que día a día nos hacen construir un mejor mundo para nuestros hijos, hijas y toda la familia.

2 comentarios

  1. Nicole Valderrama el

    Hola estoy embarazada de mi primera hijita, tengo 8 meses ya y bueno como toda primeriza tengo muchas dudas con respecto a la lactancia, sobre todo porque mi bebe viene con una fisura labiopalatina, me han dicho que todo depende si ella es capaz de adaptarse y poder alimentarse directamente de mi pecho no habría mayores complicaciones, mi gran duda es como yo la puedo ayudar a que se acostumbre a mi pecho? Quizás me dolerá un poco mas de lo común, pero por ella no existirá dolor alguno, quiero darle lo mejor y además si aprende a amamantar con su lesión no la tendría que tener en el hospital no se cuanto tiempo… Agradecería inmensamente cualquier consejo que me pudieran entregar ! Saludos

  2. Estimada, Te copio recomendaciones desde el comité de lactancia de la unicef:

    Uno de los problemas anatómicos del niño, que afectan la lactancia es la fisura labial y/o
    palatina. Es especialmente recomendable que estos niños sean alimentados exclusivamente con
    leche materna para proteger sus mucosas y evitar infecciones. Aun cuando las madres de estos
    niños van a requerir de ayuda especial para aprender a amamantarlos, los niños con fisura
    pueden mamar ya que la extracción de la leche se hace por masaje y no por succión. El niño
    debe estar sentado frente a su madre de manera que no se atore, y puede ser ayudado por ella
    comprimiendo detrás de la areola como en una extracción manual. La madre puede completar el
    vaciamiento manualmente ofreciendo la leche extraída por vaso o chupete especial. Si el niño es
    sometido a cirugía para corregir la fisura debiera ser puesto a mamar apenas despierta de la
    anestesia, ya que si llora, tiende a abrir las suturas, a diferencia de si mama, cuyo movimiento es
    a juntarlas. Además, la leche materna favorece su cicatrización.

¿Qué opinas?