Cuidados de la piel : ¡Que el sol no te pase la cuenta!

0

Seamos sinceras. A la mayoría de las mujeres nos agrada la idea de tendernos despreocupadas  al sol y terminar con ese envidiable bronceado de las revista, pero como no todo lo que brilla es oro, en Mamadre te advertimos sobre los peligros de tomar sol sin protección y te entregamos algunos tips para que tu piel  esté sana  en estos días en que la temperatura empieza a aumentar.

sol1Lo primero que debemos tener claro es que el daño que sufre la piel por la sobreexposición a los rayos solares es acumulativa, por ende, el cuidado debe ser diario y no solamente cuando dejamos en el closet los chaquetones y pantalones.

La piel cambia de invierno a verano, pero justamente en los días de  mayor temperatura es cuando más expuesta está. Una recomendación básica es usar ropa que permita una buena ventilación y que seque la transpiración, ya que el estar por tiempo prolongado con ropa húmeda puede generar hongos en la piel.

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, las cremas hidratantes en rostro y cuerpo deben ser nuestras mejores aliadas, al igual que una botella con agua que nos permita recuperar el agua perdida a través del sudor y prevenir la descamación de la piel y las grietas.

Una medida básica que a veces pasamos por alto es darnos una ducha después de la piscina para sacar de nuestra piel cualquier rastro de cloro, lo mismo al llegar a casa después de la playa, donde el exceso de sal tampoco ayuda a una piel tersa y lozana.

La Sociedad Chilena de Dermatología y Veneorología (SOCHIDERM) explica la clasificación de los tipos de piel y cómo esto se relaciona con nuestra capacidad de reaccionar ante la exposición al sol, lo que nos permite tomar precauciones para resguardar nuestra salud.

Piel tipo I: personas de piel muy blanca o albina que se queman con color rojo encendido.

Piel Tipo 2: personas de piel blanca o colorinas.

Piel tipo 3 y 4: Son las más frecuentes en Chile y agrupan a las personas con tez blanca o café que se quema y broncea.

Piel tipo 5 y 6: personas de piel oscura o negra que raramente adquieren tono rojo.

proteccion solar

Como vemos, el cuidado de nuestra piel no puede dejarse al azar y para ayudarnos en esta tarea, La SOCHIDERM nos entrega un decálogo de la buena protección solar.

Decálogo de la buena protección solar

1- Evitar  exponerse al sol en las horas de mayor radiación ultravioleta, entre las 11:00

AM y las 16:00 PM, especialmente en primavera y verano; horas de “sombra corta

y riesgo alto”.

2- Buscar siempre la sombra de árboles, toldos o techos.

3- Si necesariamente estarás expuesta al sol, proteger la piel con ropa  oscura (azul, verde o gris), seca, de trama compacta (no acanalada)con  mangas largas y pantalones largos.

4- Al exponerte al sol,  usa sombrero de ala ancha y lentes con protección UV.

5- En áreas inevitablemente expuestas aplicar SIEMPRE un protector solar con FPS 30,

incluyendo labios y orejas . Aplicar protector solar 20 minutos antes de la exposición y re-aplique cada dos horas.

6- No exponer  a niños menores de dos años al sol. Los menores de 6 meses no deben usar

protector solar, y desde los 7 meses, el uso de este producto debe ser supervisado por un pediatra.

7.- Recuerda que  también en días nublados la piel está expuesta y que las superficies reflejan la

radiación ultravioleta, principalmente la nieve, la arena  y el agua.

8- Nunca utilices fuentes artificiales de radiación ultravioleta como solárium.

9- Ciertos medicamentos aumentan la sensibilidad a la radiación ultravioleta. Infórmate

con tu médico.

10- Si presentas una herida que no cicatrice, una mancha, un lunar o un bulto que cambie

su aspecto, pique o sangre, consulta a tu dermatólogo.

sol2

Acerca del autor

Feliz madre de Matías y Daniel y de profesión periodista y especialización en Derechos Humanos, Género y Relaciones Públicas.
Durante mi proceso de estudios tuve la dicha de combinarla con la crianza de mi hijo mayor y el embarazo del segundo. Hoy junto a Mamadre tengo la maravillosa posibilidad de compartir, comunicar y retroalimentar todas las inquietudes que día a día nos hacen construir un mejor mundo para nuestros hijos, hijas y toda la familia.

¿Qué opinas?