Contracciones de Braxton Hicks preparando el cuerpo

0

Por Carolina González, Matrona,

Ahora que sabemos que el útero está atento y reactivo todo el tiempo, debemos comprender que no todas sus señales son sinónimo de parto inminente, pero ¿Cómo distinguir la diferencia entre las contracciones uterinas?
Durante el embarazo, nunca será normal sentir contracciones “de parto”, si es que aun no llegas a la semana 36 de gestación, y digo de parto, porque cuando las sientas, sabrás de inmediato que esas si eran contracciones para tomar tu bolso y partir a la maternidad.
Pero antes del parto el útero sigue preparándose para aquel día, y lo hace mediante contracciones uterinas, suaves, indoloras, que cesan fácilmente, que van y puede que no vuelvan en días, porque son sólo de preparación.
¿SABIAS QUE?
Su nombre se debe a que el Dr. John Braxtos Hicks las describe por primera vez en el año 1872.

Prepárate para distinguirlas!
-Generalmente se dan en el tercer trimestre del embarazo, desde la semana 30, pero también es posible que las puedas percibir antes, depende si es tu primer embarazo o ya las descubriste en tu embarazo anterior por que ahora serás una experta.
-Es una pequeña molestia que se concentra solo en el útero, poniéndolo rígido pero que rápidamente cede al cambiar la posición, hidratarte o comer algo. Parece que el útero va poniendo el freno y pidiendo un descanso, ¿no?
-Son esporádicas, es decir, puedes sentirlas en cualquier momento durante tu embarazo. Ante emociones fuertes, posiciones en tu cama, e incluso durante las relaciones sexuales, pero no significa que si mantienes esa postura o retomas los encuentros íntimos con tu pareja, eso deba repetirse de manera obligatoria.
-Es breve, y no suele tener un ritmo, ni repetirse cada tantos minutos, porque al no ser de parto, no requieren tener esta estructura y frecuencia.
-Si has estado corriendo de un lado para otro, en un día ajetreado, sin respiro, es posible que las “Braxton Hicks” te recuerden que estas embarazada y debes detenerte un segundo para almorzar o poner tus pies en alto un segundo!

Se acerca la fecha de mi parto y con ella, las molestias

Así es, en la medida que te acerques a la fecha estimada de tu parto, entendiendo que los partos normalmente ocurren desde la semana 37 a la 42, las contracciones se irán haciendo mas presentes, aumentando su frecuencia, y también la intensidad, por lo que te irás convirtiendo en una experta monitoreando tu actividad uterina.

La función principal de las contracciones de Braxton Hicks es ayudar a que el cuello uterino vaya perdiendo su consistencia rígida, y comience a hidratarse y reblandecerse, primer paso para luego permitir que se abra paso al parto mediante la dilatación cervical.

Es importante que comiences a distinguir los tipos de contracciones, ya que disminuirá la probabilidad de llegar a la urgencia con un falso trabajo de parto. Aunque no te preocupes ni te avergüences de consultar muchas veces, es normal no saber o no diferenciarlas.

Por lo visto, solo queda esperar para la cita mas importante de tu vida, el nacimiento de tu guagüita, pero ¿Cómo manejar las molestias cuando te superan?

Por ejemplo, piensa en actividades que puedan calmar las molestias de tu menstruación, pueden ser muy útil en este momento.
• Sumergete en una relajante tina de agua caliente. Relajará tu cuerpo y tu útero, aplacando las molestias.
• Si practicas yoga o algún tipo de meditación o ejercicios de respiración, pueden ser útiles para disminuir la sensación de dolor.
• Si estás acostada en una posición fija, usa un cojín (aprovecha los cojines de lactancia o los de embarazo, aunque cualquiera sirve) y cambia de postura.
• Si ha sido un dia extenuante de trabajo o ajetreo, intenta comer algo reponedor y tomar líquidos, es probable que estés deshidratada y agotada.
• Intenta descansar y dormir un rato, si cesan las contracciones, es que aun queda camino por recorrer para llegar al parto.

Si a pesar de realizar estos trucos, el dolor no cede, y las contracciones no se van, pues bienvenida, es muy probable que estés iniciando el camino hacia tu trabajo de parto, tan anhelado.

No dudes en contactarte con tu matrona o médico tratante
Si tienes dudas, o no logras distinguir el tipo de contracción, se hace mas dolorosa y no cede ante las estrategias que nombramos anteriormente, comunícate con tu equipo de salud, es probable que te citen a control y monitoreo de contracciones y así saldrás de dudas para saber si estas o no en trabajo de parto.
Si ya tienes mas de 37 semanas de gestación, espera a que esas contracciones sean cada 2 a 3 minutos, por al menos unas horas, así llegarás mas avanzada a tu parto y estarás el mayor tiempo posible en tu casa, acompañada y cómoda.

Matrona Carolina González Garcia
Gestación y Nacimiento consciente y respetado
+56 99 258 64 22
Facebook: Gestar y Parir con Amor

Acerca del autor

Equipo de columnistas y colaboradores ocasionales de Mamadre.cl

¿Qué opinas?