Consejos para disfrutar el embarazo durante el verano

0

Sol, playa y arena pueden ser para muchos sinónimos de relajo y entretención. Sin embargo, para las mujeres que están embarazadas, esta combinación puede llegar a ser un problema. Según el ginecólogo de Centros Médicos Vidaintegra, Dr. Sergio Valdés,  las futuras madres se deben proteger del calor dado que puede afectarlas tanto a ellas como al hijo que viene en camino.

 

Es común que durante la época estival una mujer embarazada se sienta más acalorada y fatigada que el resto de las personas, especialmente durante el tercer trimestre de gestación.  Esto puede provocarles pesadez de piernas, cansancio y picazón.

 

Según el ginecólogo de Centros Médicos Vidaintegra, Dr. Sergio Valdés, durante el embarazo la mujer sufre un proceso llamado vasodilatación venosa, es decir, la dilatación de las venas, especialmente en las extremidades inferiores. “Esto la hace más propensa a perder líquido y deshidratarse”, explica el especialista, quien señala que para contrarrestar los efectos del calor, es fundamental beber agua de forma constante.

 

Atención con estas recomendaciones

  • Evitar salir de la casa en las horas más calurosas.
  • Beber agua permanentemente. Esto, aunque signifique ir más frecuentemente a orinar. No se debe esperar a tener sed para beber líquido, dado que la sed es una señal tardía de deshidratación.
  • Usar sombrero ancho para evitar la exposición solar.
  • Vestirse con ropa holgada de fibras naturales, como algodón y lino. Esto ayudará a estar más fresca, permitiendo el flujo de aire. En cuanto a los zapatos, las sandalias cómodas son una buena opción, siempre y cuando se cuide el pie de la exposición solar.

 

Qué hacer a la hora de viajar

De acuerdo a lo señalado por el ginecólogo de Centros Médicos Vidaintegra, existen recomendaciones del Colegio Norteamericano de Gineco-obstetras que indican que es seguro viajar en avión, siempre y cuando, no existan enfermedades del embarazo, tales como síntomas de parto prematuro o hipertensión, entre otras. “Se recomienda viajar entre la semana 16 y no más allá de la 36”, asegura el profesional.

 

En viajes en avión de larga duración, la embarazada puede sufrir deshidratación y tener problemas con la circulación de la sangre por permanecer mucho tiempo sentada. Para esto, el Dr. Valdés recomienda usar calcetines elasticados y tratar de moverse durante el viaje, evitando permanecer en el asiento todo el tiempo. “Esto también se aplica en viajes largos en auto o bus, que duren más de cuatro horas”, aclara el ginecólogo.

 

Consejos para una buena alimentación

ü  Beber dos litros de agua al día, complementándolo con un vaso de jugo de fruta o té frío, además de un vaso de bebidas con electrolitos (Powerade, Gatorade, por ejemplo)

ü  Consumir verduras y frutas frescas de la temporada, dado que constituyen un importante aporte en la dieta de la embarazada; además de ser refrescantes e hidratantes por su alto contenido de agua, aportan vitaminas y minerales esenciales.

ü  Evitar las comidas pesadas, y preferir en su lugar, alimentos bajos en grasas y con buen aporte de proteínas (carnes magras, por ejemplo).

ü  Evitar las carnes o pescados crudos, la mayonesa y los embutidos artesanales. Esto, por el riesgo de contraer infecciones gastrointestinales.

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora y periodista. Enamorada de la vida y de un principito de rizos dorados. Amante de los libros, Valparaíso y el buen vino. Activista eterna por los derechos de las mujeres y los niños. No me gustan los extremismos, aceptar al otro como legítimo otro es mi lema de vida, ayudarnos a ser conscientes y relacionarnos con amor es mi misión. Autora del libro ¿Cómo construimos lo que somos? Memorias y olvidos de los italianos en Valparaíso. Expositora en Congresos y simposios sobre migraciones y reconstrucción de historias de vida/biografías. @jbruna jenny@mamadre.cl

¿Qué opinas?