Consejos antroposóficos para eliminar flemas

49

La medicina antroposófica nos trae una infalible receta para eliminar las flemas y sanar diversas afecciones en niños y adultos, conoce esta receta que es la carta bajo la manga de muchos pediatras.

Cuando bajan las temperaturas aparecen los resfríos, tos, congestión y las estresantes flemas hacen del invierno un verdadero dolor de cabeza, sobre todo porque pocas cosas cuestan más que enseñar a un bebé o niño pequeño a eliminar las flemas.

Pero ¿existe alguna forma de eliminar las flemas de manera natural? Pues sí claro que las hay, y aunque ellas no reemplazan el diagnóstico médico, siempre son una buena alternativa para sanar a nuestros hijos (y a nosotras mismas)

A continuación te dejamos los consejos de la destacada pediatra antroposófica Carina Vaca Zeller quien ha compartido con nosotras un par de recetas naturales,

Lo primero que nos aconseja Carina es que si son bebés, para resolver las flemas a nivel respiratorio pueden darle agüita de tomillo más llantén en infusión (si son mayores de 6 meses, nunca más pequeños, tratar de  que sea tibia o calentita.

Otra de las opciones más usadas en la medicina antroposófica es la compresa de Ricota que según quienes la usan tiene excelentes resultados no sólo en la eliminación de las flemas sino en muchas otras enfermedades de niños y adutlos.

Compresa de Ricota

La compresa de ricota se usa en caso de inflamaciones agudas como: mastitis, panadizos, balanitis, celulitis, faringoamigdalitis, abscesos, picaduras de insectos sobre infectadas, bronquitis con mucha flema, etc. Para hacerlas, se usa Ricota que se compra en el supermercado, por ejemplo marca Quillayes o Sancor (idealmente descremada, pero si no es descremada igual sirve)

Se aplica esparciendo una capa de ricota de 0,5 cm de grosor sobre una gasa, tela fina de algodón o paño de seda, del tamaño que se necesite (según el área que se desee cubrir). Se coloca en el centro dejando los bordes libres. Después se doblan los bordes de manera de formar una compresa. La ricota debe estar a temperatura ambiente, si está más fría, se debe calentar entre dos bolsas o guateros de agua caliente (una vez hecha la compresa y dentro de una bolsa de plástico). Se coloca sobre la zona, de manera que entre la ricota y la piel quede una sola capa de tela. Sobre la compresa se debe colocar un paño protector de algodón o lino para evitar que se pase la humedad hacia afuera. Encima se pone un paño cobertor de lana(puede ser una bufanda) o de algodón afranelado y se fija (con tela adhesiva etc).

Se deja durante 2 a 5 horas, hasta que la ricota se seque o durante toda una noche. Luego se retira, y se lava la zona con agua. Aplicar cuantas veces sea necesario.

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora y periodista. Enamorada de la vida y de un principito de rizos dorados. Amante de los libros, Valparaíso y el buen vino. Activista eterna por los derechos de las mujeres y los niños. No me gustan los extremismos, aceptar al otro como legítimo otro es mi lema de vida, ayudarnos a ser conscientes y relacionarnos con amor es mi misión. Autora del libro ¿Cómo construimos lo que somos? Memorias y olvidos de los italianos en Valparaíso. Expositora en Congresos y simposios sobre migraciones y reconstrucción de historias de vida/biografías. @jbruna jenny@mamadre.cl