Como vestirnos para estar cómodas y lindas durante el embarazo

0

Durante el embarazo, a medida que pasan los meses, todas pasamos por la nada agradable etapa donde nuestro closet comienza a parecer el de otra mujer. Las caderas, los pechos, la cintura, los muslos, los brazos, el vientre, todo va cambiando de volumen y/o forma. Comenzamos a sudar más, retenemos líquido. Comenzamos a sentir que realmente, y ahora sí es verdad, no tenemos qué ponernos, porque la verdad es que queremos estar cómodas, pero sin dejar de vernos guapas.

La verdad chicas no hay que desanimarse, no es el fin del mundo, es una etapa más de adaptación en la que hay que ser creativa y optar por ciertos “trucos” de diseño para destacar nuestra esencia y la belleza de esta nueva silueta. Importante es no quedarse pegada en el todo me queda apretado, nada me queda bien o que la ropa maternal no tiene mucha onda. Cada día hay más oferta y diseño para las embarazadas, lo cual se agradece, pero el estilo maternal impuesto muchas veces no calza con la nueva yo. Hay que buscar bien y darse el gusto de encontrar tu estilo maternal, ya que es tremendamente importante sentirse una, ser auténtica a tus gustos y estilo. Con algunos trucos se pueden reinventar algunos clásicos que son los que mejor van en este periodo. Igual lo importante es que fuera del brillo especial que nos da esta etapa seguimos siendo mujeres y por lo mismo nos queremos sentir regias en un cuerpo que apenas conocemos y que nos pide que más que minas estemos cómodas!!!

Para empezar hay que elegir la ropa interior adecuada, telas naturales (alto porcentaje de algodón o bambú) con buen soporte, sin demarcación y con el corte preciso que se vaya adaptando al crecimiento de la pancita. Gracias a nuevas tecnologías y empresas conscientes de estas necesidades hoy ya hay calzones, camisetas, sostenes y todo tipo de ropa interior para la etapa gestacional. También puedes optar por usar un Belly Button o Maternity Band, que se va adaptando al crecimiento de tu vientre durante el embarazo hasta el post parto. Lo importante es que lo que optes por usar no te apriete, para que no impida la correcta circulación, sino que sea una segunda piel que te ayude a sostener el peso extra que toman los pechos, caderas, glúteos y vientre.

En Mamadre entrevistamos al diseñador y asesor de imagen Claudio Hernández (claudiohern@gmail.com / +569 90770506) quien confecciona ropa a medida y vestidos de cocktail y matrimonio para todas las figuras, incluyendo embarazadas. Acá nos da una guía para esta misión que nos asegura es posible vivirla cómoda y con mucho estilo.

¿Qué es lo primero que le recomendarías a un embarazada?

Lo primero que debe tener en cuenta una embarazada es no perder su estilo propio, sino adaptarlo a esta nueva y hermosa etapa. Destacar su guata, son preciosas! No vestirse completamente de negro, sino optar por colores o al menos mezclarlo, y por sobre todo elegir telas y cortes que la hagan sentir cómoda. Por ejemplo es bueno optar por vestidos y poleras entalladas en el busto y que vayan en caída A o evasé y los chalecos abiertos over size. El vestido con corte bajo el busto es un must, también darle estilo a un vestido sin corte con un cinturón a la cadera da linda definición a las pancitas, y ahí según como quieras que se delinee tu cuerpo puedes buscar uno más ceñido o más triangular, lo importante es que se usen telas con buena caída, que fluyan y den libertad de movimiento, ya que aportan elegancia y no demarcan en exceso. En el caso que haya un aumento de peso notable lo mejor es vestirse en un solo color.

¿Cómo sacarle provecho a estos nuevos pechos?

angelina-jolieHay que preferir el escote en V ya que te va a alargar el escote y el cuello, depende de cada quien cuánto quiera mostrar, pero yo soy partidario de que la embarazada mantenga su femineidad, se saque provecho y se atreva a ser y sentirse sexy, lo importante es que el escote independiente de la forma dé buen soporte y ayude a formar los pechos. También queda muy lindo el escote cuadrado, el circular como su nombre lo dice da sensación de redondez, por lo que no es muy aconsejable en esta etapa. Las mangas también afectan el escote porque a la vista están a la misma altura, por lo que recomiendo que sean manga japonesa (bajo en hombro) o media manga (sobre el codo).

¿Cómo armamos una tenida linda cómoda y rápida para el día a día?

Para abajo las leggins de algodón bajo la mitad de la canilla, de pretina ancha, con poleras largas te salvaran la vida, al igual que las polleras de algodón elasticado que puedes acompañar con alguna básica lisa o con pequeños detalles de algún estampado simple y pequeño. Los pantalones hay que preferirlos de corte ancho y recto de pierna, que da sensación de longitud. Las polleras usarlas hasta la rodilla, bajo ésta o de frentón bien largas.

¿Cómo se llevan los accesorios, estampados y colores?

Usa collares largos (entre la línea del busto y el comienzo de tu pancita) porque estilizan tu figura, aquí puedes poner color, brillo y jugar. Un compañero infaltable son los pañuelos, si quieres tapar tus brazos y hombros lo pones sobre estos y lo amarras atrás y si quieres usarlo tipo pañuelo siempre deja una punta al largo de tu cadera y tira el otro para atrás sin ajustarlo al cuello. Aléjate de los estampados grandes y las rayas, y combina 3 colores, por ejemplo dos básicos (negro/azul/gris/beige/blanco/café/violeta o verde oscuro) y uno fuerte (rosado, rojo, naranjo, coral, amarillos, verdes fuertes, turquesas, etc.) Si usas algo con diseño o estampado prefiere los pequeños como flores, por sobre los geométricos que con tanta curva no son muy bienvenidos. Una embarazada no debe sobrecargarse es una etapa en que menos es más.

¿Y para la noche?

Lo mejor es usar un vestido de un solo color, con un lindo corte en el escote y que la espalda baje hasta donde llega el sostén, que tenga harta amplitud para abajo, en telas opacas, las telas brillantes acentúan los volúmenes.

¿Qué evitar?

Jamás darse por vencida y vestirse todo el día con buzos. Evitar el volumen en las mangas (mangas globos) y las telas tiesas sin fluidez. Poner ojo a las jardineras, tienen muchos cortes y eso corta la figura. Evitar a toda costa el pantalón tipo capri, pescador o militar con bolsillos, ya que acortan y aumentan el volumen de muslos y caderas. Alejarse de las pinzas, pliegues y etilos de vestidos y poleras infantiles. Las chaquetas bajo los glúteos y de solapa sobre el busto te echarán años encima y encuadrarán tú figura. Hay que preferir las que tengan buen corte con cintura y usarlas abiertas. Para el invierno usar chaquetones acampanados, hasta la rodilla con botones de la panza a la clavícula, dan un toque de elegancia y son muy cómodos porque no presionan el vientre.

Ya tienen las herramientas y guía de un profesional del vestuario. Ahora a seguir tú estilo propio con los consejos del experto, para pasar un embarazo linda y cómoda.

Sally Gabor

Acerca del autor

Equipo de columnistas y colaboradores ocasionales de Mamadre.cl

¿Qué opinas?