Cómo evitar la depresión post parto con la lactancia materna

0

Hoy al despertar escuché la triste noticia de una madre que se había lanzado desde el piso 30 junto con sus hijas de 2 años y 2 meses. La depresión post-parto (DPP) no diagnosticada ni bien tratada puede llegar a ser fatal. Esa mujer no era una mala madre, se encontraba altamente atrapada en la angustia, miedo y otras emociones intensas. Repentinamente el entorno social se entera de noticias como esta y no se lo explican. Es muy importante el apoyo a las madres recientes para evitar estos lamentables desenlaces.

Debido a los cambios biológicos que ocurren en la gestante, hoy sabemos que desde el tercer trimestre hasta el post-parto temprano está altamente vulnerable a la depresión. Sin embargo, va a depender de una serie de factores externos e internos el que se desencadene o no este trastorno del ánimo.

  • ¿QUÉ ROL JUEGA LA LACTANCIA?

Un estudio del año 2002 reveló que el amamantar disminuye el estado de ánimo negativo en las madres, ya que el amamantar apaga la respuesta al estrés, facilitando estados de ánimo positivos (1). Estudios realizados en madres deprimidas han revelado que el bebé no presenta alteraciones en sus patrones de EEG (Electroencefalograma) si tienen una madre deprimida que los amamanta,  actuando como un factor protector. Esto se debe a que las madres deprimidas con lactancia no pueden desvincularse completamente del bebé. Ellas interactúan con él al momento de amamantar, lo tocan y acarician incluso estando deprimida. Lo interesante es que aquellas madres que no se encuentran amamantando pueden ser enseñadas a tocar y acariciar a sus bebés mientras lo alimentan, obteniendo el mismo efecto protector. (2)

La Dra. Kendall-Tacket  estudió que las madres con lactancia materna exclusiva (LME) duermen más horas durante el sueño nocturno y siestas. Con ello, se disminuía la tendencia a deprimirse,  además de presentar una mayor energía durante el día. La madres que se encontraban con lactancia mixta y fórmula no presentaron diferencias significativas, ya que ambas dormían menos horas que las madres con LME (3).

Pareciera ser que la naturaleza nos ha provisto de una herramienta protectora en uno de los momentos más vulnerables de nuestras vidas. Sin embargo, los problemas relacionados a la lactancia pueden ser un factor importante de riesgo de padecer una DPP. Las mujeres con dolor en el pezón presentan un 38% de posibilidad de depresión versus un 14% en las que amamantan sin dolor. Si las mujeres reciben el apoyo adecuado, sus estados de ánimo vuelven a la normalidad, bajando la posibilidad de desencadenar un estado depresivo (4). El apoyo adecuado a la lactancia es entonces un factor altamente protector para la salud mental de la madre y el bebé.birthcenter053

  • OTROS FACTORES PROTECTORES

Si por algún motivo la madre no se encuentra amamantando existen otros factores que pueden mejorar los estados de ánimo.

Se ha estudiado que el ejercicio físico tiene efectos equivalentes a antidepresivos farmacológicos (5). Además el consumo regular de pescados disminuye el riesgo de DPP y otros trastornos del ánimo. Esto debido a la presencia de los ácidos grasos de cadena larga tipo Omega 3, como lo son el EPA y DHA. Sin embargo no se ha observado la misma eficacia en fuentes vegetales como la Linaza (6).

El puerperio siempre nos hace deambular por una serie de emociones. Nuestro ánimo parece estar en una montaña rusa. Sin embargo, si sientes que los días tristes superan en número a los días felices es importante que busques apoyo y consultes con un profesional.

Finalmente es importante recordar que tanto para la depresión post-parto como para el éxito de la lactancia y la crianza en general. Es muy, muy importante tener una RED DE APOYO. Papá, Abuelita, Nana, Amiga, Prima, etc. Personas a las cuales podamos consultar, compartir nuestras vivencias y alternar el cuidado del bebé. Contar con momentos de AUTO-CUIDADO para descansar y renovar energías. Como dice el proverbio africano, para criar un hijo se necesita de una tribu completa.

Abrazos de luz,

 

Lorena Mercado López

Mamá. Consultora de Lactancia,

Dipl.Apego y vinculación temprana.

https://lactanciayfloresdebach.wordpress.com

 

 

REFERENCIAS:

(1) Mezzacappa &Katkin, Health Psy 2002,21, 187-193

(2) Jones et al, Biol Psychology 2004, 67; 103-124

(3) Kendall-Tacket et al., Clinical Lactation, 2011, Vol. 2-2, 22-26

(4) Amir et al., J Psychosom Ob Gyn 1996, 17: 53-58

(5) Blumenthal et al., Psychosom Med 2007, 69: 587-596

(6) Hibbeln J. Affective Disorders 2002, 69: 15-29

 

Acerca del autor

Consultoría en Lactancia Materna

¿Qué opinas?