¿ Cómo detectar el asma bronquial en nuestros hijos/as?

0

Por Macarena Benitez

Los días más fríos, la humedad y la contaminación ambiental son factores que favorecen en los más pequeños/as el posible desarrollo de asma bronquial.  Es importante conocer sus síntomas, aprender a diferenciarlos de un resfrío común y lo más importante, prevenirlo, es crucial.

El asma bronquial es una enfermedad crónica que se caracteriza por la inflamación de la vía aérea y puede presentar episodios de obstrucción bronquial, tos intermitente o permanente, poca tolerancia al ejercicio, evidente dificultad para respirar, retracción del tórax y dolor torácico.

ChildWithAsthma

Existe un grupo de pacientes a quienes se les asocia el asma bronquial a una condición alérgica; pero hay niños y niñas que tienen antecedentes de infección respiratoria aguda en el primer y segundo año de vida y en ellos, puede ser más común, aún cuando algunos pueden mejorar en la pubertad.

De acuerdo a cifras que maneja el MINSAL (Ministerio de Salud), el asma bronquial es la enfermedad crónica más común en la niñez y la principal causa de ausentismo escolar. Los datos a nivel mundial son preocupantes; el Informe sobre el Impacto Global del asma habla de a lo menos 300 millones de personas en el mundo aquejadas de esta enfermedad, de ahí que su diagnóstico y tratamiento oportuno sea tan importante.

unnamedEl pediatra Claudio Cisternas, especialista de la Clínica Ciudad del Mar nos entrega algunos rasgos en los que debemos poner atención para evitar complicaciones mayores.

¿Cómo lo diferencio de un resfrío común?

El especialista explica que un resfrío común es una infección respiratoria aguda viral que cursa con congestión nasal, tos y fiebre leve. Puede acompañarse de otros síntomas, como molestias en la garganta y oídos, pero no compromete la vía aérea inferior (tráquea, bronquios y pulmones), a menos que la infección por el virus desencadene una crisis obstructiva bronquial.

Por otra parte, el asma es una enfermedad respiratoria crónica que compromete principalmente los bronquios (de ahí la denominación Asma Bronquial) y se manifiesta con episodios de obstrucción bronquial recurrente.

¿Cómo se puede prevenir?

No existe una forma efectiva de prevenirla, pues tiene un componente genético de base. Se puede controlar evitando los “gatillantes” de las crisis, los cuales pueden ser inespecíficos: frío, calor, humedad, perfumes, ansiedad, contaminación ambiental, tabaquismo, o específicos: determinados alérgenos como pólenes, caspa de animales, ácaros del polvo y, excepcionalmente, alimentos. Además, en algunos casos de asma alérgica la inmunoterapia puede ser eficaz, comenta Cisternas.

¿Cuándo consultar al médico?  

Hay que consultar a un especialista ante la presencia de tos intermitente o permanente, poca tolerancia al ejercicio, evidente  dificultad para respirar, retracción del tórax y dolor torácico. Además, es bueno acudir si tiene antecedentes de asma bronquial en la familia directa, así como rinitis alérgica o dermatitis atópica.

En general, el tratamiento indicado en niños y niñas asmáticos incluye inhaladores broncodilatadores y antiinflamatorios, sin embargo, en la medicina alternativa , existen también tratamientos para aliviar y evitar los ataques de asma en los más pequeños.

kind_asthmaspray-580x435

Acerca del autor

Somos un equipo de periodistas que trabaja constantemente para brindarte la mejor información, buscamos siempre las fuentes más confiables y comprobables, porque lo importante es decidir informada, la información da seguridad, y una madre que cría segura es una madre que cría más feliz. Nosotras investigamos para que tú te dediques a criar y disfrutar.

¿Qué opinas?