Colegio de EE.UU. Implementa exitosa política sin tareas: alumnos ahora son más “creativos” y “apasionados”

0

Al director del Orchard School de Vermont, le preocupaba la excesiva carga de obligaciones que los estudiantes se llevaban a sus casas. Por eso, decidió tomar una radical medida, de la que hoy se enorgullece.

“Asignaciones diarias de los estudiantes: 1.- Leer libros todas las noches (y que sus padres les lean también); 2.- Salir afuera y jugar (eso no significa pasar más tiempo frente a pantallas); 3.- Cenar con la familia (y ayudar a poner la mesa y limpiar después); 4.- Tener un sueño reparador”.

Estas fueron las innovadoras directrices que hace seis meses un colegio estadounidense publicó en su página web, bajo el enunciado “Política sin tareas”. Las nuevas “reglas” nacieron luego de que Mark Trifilio, director del Orchard School de Vermont, se reuniera con los 40 profesores del establecimiento, para discutir cuántas tareas se estaban llevando los alumnos a sus casas y si realmente estas les estaban ayudando a aprender.

Era un tema que a Trifilio le quitaba el sueño desde hacía un tiempo y por ello, tras discutirlo con los educadores, decidió proponerles un experimento: los alumnos dejarían de llevar tareas para la casa y en su lugar les asignarían otras obligaciones (leer, jugar, pasar tiempo con la familia y descansar). “Los 40 profesores votaron que sí. Y no solo un sí, sino que un sí apasionado”, relató Trifilio a The Washington Post.

El director del Orchard School reveló al medio estadounidense cuál fue el resultado del experimento, seis meses después de implementarlo: en resumen -aseguró Trifilio- fue todo un éxito. Los niños no bajaron su rendimiento académico y ahora tienen tiempo “para ser pensadores creativos y seguir sus pasiones”.

Asimismo, a través de una encuesta les preguntaron a los padres qué opinaban de la nueva “política sin tareas”, y la mayoría apoyó la iniciativa, asegurando que sus hijos ahora tenían más tiempo para realizar otras actividades y que muchos leían más que antes. Solo hubo algunos pocos padres que manifestaron su preocupación respecto a si la medida no significará que sus hijos estén menos preparados para la educación secundaria.

En muchos países -entre ellos Chile- aún no existe un consenso sobre si las tareas escolares son beneficiosas o, por el contrario, perjudiciales para los niños. Y si bien existen algunos lugares donde ese tipo de obligaciones están prohibidas por decreto, en otros el tema todavía está en discusión.
Según The Washington Post, un meta análisis publicado en 2006 es el estudio al que la mayoría de las veces se hace referencia en este debate. Bajo la interrogante “¿Las tareas mejoran el rendimiento académico?”, el investigador Harris Cooper y su equipo determinaron que la respuesta es un rotundo “no” en el caso de la educación primaria. En tanto, la investigación arrojó que ese tipo de obligaciones solo tienen un efecto modesto en el rendimiento académico de estudiantes mayores.

Y tú, ¿qué piensas de las tareas que los niños llevan a sus casas? ¿Crees que realmente los ayudan a mejorar su aprendizaje o solo son una carga más en su rutina diaria?

Fuente: Noticia publicada por EMOL

Acerca del autor

Somos un equipo de periodistas que trabaja constantemente para brindarte la mejor información, buscamos siempre las fuentes más confiables y comprobables, porque lo importante es decidir informada, la información da seguridad, y una madre que cría segura es una madre que cría más feliz. Nosotras investigamos para que tú te dediques a criar y disfrutar.

Comments are closed.