Clínica Reñaca habilita compañía nocturna para niños hospitalizados

0

La compañía y la contención permanente de un familiar es vital en la recuperación de un paciente de pediatra, por eso el poder pasar la noche con los niños es un cambio vital.

Que tus hijos se enfermen es una de las peores cosas que pueden vivir los padres, pero que tengan que hospitalizarlos es de seguro algo que nadie quisiera vivir. Más allá de la causa de la enfermedad imaginar a tu pequeño pasar las noches sólo en la clínica sin poder cuidarlo, contenerlo y abrazarlo, es algo que vuelve doblemente angustiante la estadía en un centro hospitalario. Y aunque hoy por hoy son varios los hospitales públicos que permiten la estadía en las noches con el sello de Hospital Amigo del Niño, en los centros privados de salud está situación no es común y mucho menos en regiones, por ello la iniciativa de la Clínica Reñaca en Viña del Mar llama tanto la atención.

Pensando precisamente en la preocupación de las mamás y papás que la Clínica Reñaca de Viña del Mar, remodeló y amplió su Unidad de Paciente Crítico Pediátrico e  implementó el acompañamiento familiar las 24 horas del día, para contribuir a la recuperación del paciente. De esta manera, la clínica se convierte en la primera y única de la región en ofrecer este servicio.

La Dra. Dafne Secul, quien está a cargo del Servicio de Pediatría nos cuenta que han considerado la importancia del acompañamiento continuo del cuidador para el paciente en su recuperación. “Hemos querido otorgar el derecho a compañía familiar las 24 horas del día para la madre u otro pariente del menor, adaptando nuestra infraestructura”.

Este servicio va desde el nacimiento del bebé y hasta los 14 años y 30 días. Durante el día pueden entrar dos personas y en la noche sólo una. A esta persona se le entrega un kit de aseo para facilitar su estadía. Junto a cada cama hay un bergere donde la persona puede descansar. Uno de los aspectos más celebrados por los padres es que a este sistema pueden acceder pacientes de fonasa o isapre, con lo cual se abren muchas posibilidades para los niños hospitalizados.

La remodelación de esta Unidad médica, ha contemplado la ampliación de las dependencias, la instalación de un ambiente terapéutico adecuado a las necesidades del niño en estado crítico y la habilitación técnica y profesional para disponer de 6 camas críticas: 2 camas UTI y 4 camas UCI. El staff médico está compuesto por pediatras residentes con amplia trayectoria en el cuidado de pacientes críticos pediátricos. Además, de un equipo de especialistas, lo que permite otorgar atención oportuna las 24 horas del día y facilitar el tratamiento de patologías críticas de alto riesgo.

Ley de Derechos y Deberes de los Pacientes

Desde el 01 de octubre de 2012 entró en vigencia la Ley de Derechos y Deberes de los Pacientes, Ley 20.584, que establece los derechos y deberes de las personas en su atención de salud, tanto en el sector público como privado. Esta ley busca fortalecer dentro de la salud, al usuario. En cada consultorio, hospital y clínica en Chile debe estar presente la Carta de Derechos y Deberes de los Pacientes.

Niños y hospitalización

Cuando un niñ@ es hospitalizado existe un periodo de adaptación a este nuevo entorno, donde debe interactuar con personas que no conoce, que hablan con un lenguaje técnico, donde examinan su cuerpo, es sometido a intervenciones y procedimientos que pueden ser dolorosos. Sumado a esto la separación de los padres, familiares, amigos y el estrés de la misma enfermedad, le pueden generar ansiedad. Se pueden producir problemas de alimentación, alteraciones de sueño o depresión. Los niños experimentan dificultades emocionales que pueden durar días o meses. Para una hospitalización amigable el núcleo fundamental es la familia donde el pequeño encuentra seguridad y protección.

La hospitalización también influye en los familiares, principalmente en lo que esperan de la atención del niño. Lo que puede llevar a tensionar la relación con el equipo de salud. Por lo que, se vuelve de vital relevancia la visita y permanencia de padres, hermanos, abuelos. Los cuidadores deben contener emocionalmente a los niños para enfrentar la hospitalización. El equipo médico debe educar a la familia sobre la enfermedad y cuidados, adaptar el entorno físico y sobretodo establecer relaciones de confianza entre el niño, la familia y el personal de salud.

En Chile desde el 2006, existe el Programa “Hospital Amigo”, actualmente denominado “Hospital Amigo de la Familia y la Comunidad”. Aquí se señala que el acompañamiento familiar lo reciben todos los usuarios pediátricos de 28 días a 15 años de edad, de parte de sus padres, un familiar y/o tutor. Estos acompañantes tienen derechos y deberes, tales como acceso a una sala de espera, casilleros para dejar sus objetos personales, derecho a ser informados por parte del médico de lunes a viernes en horario de 09:00 a 12:00 horas y optar al beneficio de acompañamiento nocturno de 21:00 a 07:00 horas, para lo cual deben identificarse con la enfermeras de turno. El acompañamiento debe ser de forma periódica, ordenada y presente a lo largo de toda la hospitalización.

Acerca del autor

Mamá, periodista, Content Manager, Mamadre.cl. Amante de los animales y la naturaleza.

¿Qué opinas?