Cabify o Uber ¿cuál es más seguro para tu familia si no tienes auto?

0

Cuando tienes hijos te cambia la vida y comienzan a importarte cosas que antes te parecían irrelevantes, aprendes mucho de comida, pañales, ropa y la palabra SEGURIDAD pasa a ser lo más importante en tu vocabulario, sea lo que sea que hagas tú y tus hijos deben estar seguros.

Y si vamos a hablar de seguridad, los viajes en auto suelen ser lo que más nos preocupa como madres y padres, volviéndose las sillas de auto una de las compras vitales en la familia.  Y es que realmente no da lo mismo dónde viajen tus hijos, por ello incluso  hace un tiempo el Ministerio de Transportes realizó una modificación a la ley de tránsito en donde se exige que todo niño menor de ocho años (o que midan menos de 1.35 cms y pesen menos de 33 kilos) deben ir en un sistema de retención, llámese silla, butaca o alzador dependiendo de la edad.

Sin embargo, esta ley deja de lado algo que muchos padres han advertido y es sobre qué ocurre con la seguridad en los viajes de niños y niñas que usan transporte público, puesto que tanto en microbuses, colectivos, taxis e incluso en los nuevos sistemas de transporte que han llegado a Chile como Uber y Cabify no se exige el uso de sillas.

Al respecto desde la Comisión Nacional de Seguridad y Tránsito CONASET señalan que la ley se centró en los vehículos particulares dado que en Chile los accidentes de tránsito son la primera causa de muerte en niños de 1 a 14 años, de los cuales el 78% de ellos ocurre en accidentes donde los niños iban como pasajeros de vehículos particulares, ante esto el riesgo en la locomoción pública es menor pero aún así debemos tomar los resguardos necesarios.

Pero qué pasas si no tienes auto y decides usar algunas de las nuevas aplicaciones de transportes que existen en Chile ¿Cuál sería la más segura para ti y tu familia? La respuesta la buscamos por ti.

 ¿Cabify o Uber? Cuál es más seguro si no tienes auto

No nos dedicaremos aquí a hablar de la legalidad o no de ambas aplicaciones, porque más allá de lo que diga la ley lo cierto es que son miles los chilenos que las usan a diario, sin embargo, quisimos hacer una revisión exhaustiva sobre los pro y los contras de unos y otros a la hora de viajar.

Sillas: Uber tiene en la APP la opción de usar silla, sin embargo, cientos de comentarios y reclamos en redes sociales señalan que jamás se logran encontrar conductores con sillas disponibles para los viajes, algo similar ocurrió en Cabify, sin embargo, ellos optaron por sincerarse y ya no usan el sistema baby, sin embargo, desde Cabify señalan que muchos de sus conductores la tienen y pueden escribirles al pedir un auto avisando van con niños.

Domicilio Legal: quizás esto no te parezca relevante pero es casi más importante que la silla, pues en caso de problemas legales o accidentes es MUY importante, según nos explica el profesor de Derecho Económico de la Pontificia Universidad Católica, Felipe Bravo que hay una compañía que se rige bajo la legislación chilena y otra no.  “Cabify reconoce tener domicilio legal en Chile y declara someterse expresamente a la legislación chilena. Uber en cambio, fija su domicilio en los Países Bajos y se rige bajo esa legislación. Cabify declara que los tribunales aplicables para controversias son los tribunales chilenos; Uber, en cambio, declara que debe ser bajo un procedimiento seguido ante la Cámara de Arbitraje de París ¿Te imaginas demandando o una empresa que se rige por tribunales internacionales? Si en Chile ya es difícil en el extranjero sería una odisea.

Seguridad tras el volante: de seguro habrás escuchado decir que en Cabify sólo trabajan choferes profesionales, pero ¿qué significa eso? Bueno, no es lo mismo sacar tu licencia, conducir tu auto a ser un chofer que transporta a pasajeros, primero por la atención y el trato, la precaución a la hora de manejar, y tercero porque no sabemos quién va al volante.

Un informe de CNN da cuenta que sólo en EE.UU. se han producido 103 denuncias de abuso sexual en este tipo de transporte, específicamente UBERen tanto, en Chile ya son varias las denuncias conocidas en la prensa sobre acosos y abusos sexuales en la misma empresa. Y aunque a nivel mundial también se han recibido denuncias de acoso sexual en Cabify las cifras son mínimas, y en efecto en Chile no se conocen públicamente denuncias al respecto. La razón según los representantes de Cabify es que ellos eligen exhaustivamente a los conductores de Cabify llegando a rechazar en el 2017 a más de 36.000 postulantes, es decir, alrededor de un 40%.

Benjamin De Vits representante de Cabify en Viña del Mar explica que “no es tan fácil que un conductor de Cabify salga altiro, se solicita el papel de antecedentes de la persona, la hoja del conductor, los antecedentes del auto, y por último se termina en un test psicológico que tiene que aprobarse más una capacitación de cómo tratar a las personas que trasladan“.

Seguro contra accidentes: en nuestra investigación esto fue una verdadera novedad para nosotros ya que Cabify es el único sistema que cuenta con un seguro contra accidentes para terceros. ¿Qué significa esto? Que si tu o tus hijos llegan a verse involucrados en algún accidente este seguro puede cubrir tu atención hasta cierto punto, cosa que, no tienen ni los taxis amarillos ni los servicios de taxis privados.

Ahora bien, para viajar seguros con tus hijos siempre es una buena idea que tu mismo tengas un alzador o una silla para instalar en los autos que te vayas, en los países más desarrollados la responsabilidad se traspasa a los cuidadores de los niños y niñas y no exclusivamente a quienes conducen.

Pero más allá de las sillas debes recordar que mamá/papá sanos es igual a hijos felices, por ello usar el más seguro de estas transportes te dará la tranquilidad de llegar tranquilo a casa y no tener que usar siempre el auto.

3) Cabify tiene un sistema de selección de conductores más riguroso que Uber, en el sentido de aplicar cursos y entrevistas. Uber no lo realiza

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora. Fundadora de Mamadre, amante de la vida, un buen vino junto a un libro y mi amado Valparaíso. La maternidad me cambió y hoy me siento en el deber de acompañar a otras madres para criar en libertad.