¡Basta de mentiras! Dejar llorar a los bebés es maltrato

6

Terminando mi paper sobre sueño infantil para mi charla de mañana en Rancagua, me encuentro este artículo, de un jardín infantil del sector alto de Santiago donde entrevistan a 3 colegas míos, compatriotas, quienes recomiendan que “desde los primeros meses, los bebés deben dormir en su cuna y en una pieza aparte” … yo me pregunto… ¿HASTA CUANDO LA DESINFORMACIÓN?

¿Será que luego de estudiar en la Universidad no volvieron a leer más sobre sueño infantil? La actualización en nuestra profesión es CLAVE para un trabajo bien hecho… que rabia me da! ¡Los niños NECESITAN a mamá! necesitan su calor, su cuerpo, su olor… ¡es el mejor hábitat que ellos tienen! y se lo van a negar porque, vuelvo a citar el articulo: “se crean niños dependientes e inseguros” y para coronar la tortita de los colegas… “si llora acompañarle pero no acostarse con el pequeño”, aseguró la Psicóloga. Gladys Brenes.
Osea, a ustedes seguidores de Estivill … ¿sabían que hay ya bastantes profesionales miembros de UNICEF que estudian la posibilidad de etiquetar al método estivill como maltrato infantil? ¿Sabían que Estivill se retractó luego de su libro, sí así es, el mismo dijo que es Estivill es solo aplicable para niños MAYORES de tres años, NO para bebés?  No, los bebés no deben dormir solos, ni menos llorar con los papás mirándolos de lejos, como si fuesen unos extraños…no, eso es inhumano… están desinformados totalmente o totalmente desconectados de las emociones propias humanas, lo que me parece peor francamente, viniendo de profesionales de la salud que  atienden gente diciendo estas estupideces (¡sí lo dije y que!)… pues ya hay estudios y páginas serias dedicadas a desmitificar sobre el sueño infantil.
Aquí les va un poco de actualización, gratuita, estimados colegas y por cierto, para ustedes padres y madres que quieren empoderarse y hacerse cargo ustedes de la crianza de sus hijos e hijas y no seguir a pie juntillas lo que les diga un profesional:
“En un estudio recientemente publicado en Early Human Development (factor de impacto entre 2 y 2.4), Middlemiss y colaboradores (Middlemiss et al, 2012) examinaron los componentes fisiológicos y conductuales de las interacciones madre-hijo durante su participación en un programa de entrenamiento del sueño.
En este contexto demostraron que tras tres días de adiestramiento se producía una desincronización significativa en los niveles de cortisol entre las madres y sus bebés. Mientras que los niveles de cortisol de los bebés no cambiaban a pesar de que dejaban de llorar, el de sus madres disminuía significativamente en cuanto sus hijos ya no lloraban”.  (Berrozpe, 2014). En castellano… las madres se desintonizan de sus hijos!, donde queda la intuición, la esencia mamífera… las cercenamos!
“También observaron que, a pesar de que los niveles de cortisol eran iguales en los bebés durante los tres días de adiestramiento, estos lloraban significativamente más el primer día que el tercero. Esto nos demuestra que la falta de llanto no se relaciona con una disminución real del estrés que sufre el niño, tal y como ya habían apuntado anteriormente otros autores como Margot Sunderlan en su libro “La ciencia de Ser Padres“, libro convenientemente publicado, traducido a numerosos idiomas, que no está en internet, y que además consta de unas 500 referencias bibliográficas (Sunderland, 2006)”.

 

“Cuando los niños/as  lloran sin el consuelo de sus cuidadores sus cerebros se inundan con hormonas del estrés potencialmente neurotóxicas, como el cortisol (Blunt Bugental et al, 2003; Gunnar & Donzella, 2002) y adrenalina. Los opiáceos endógenos cerebrales, responsables de la sensación de bienestar, disminuyen con la tristeza (Zubieta et al, 2003) y los circuitos de dolor físico se activan (Eisenberger et al, 2003; Panksepp, 2003).
Sabemos que los bebés de seis meses ya son capaces de producir una respuesta de estrés anticipatoria, basada en sus expectativas de como van a ser tratados por sus padres (Haley et al, 2011). Con el tiempo, cuando estas experiencias son frecuentes y duraderas, la respuesta al estrés del cerebro puede verse afectada y producirse un exceso de sensibilidad y actividad (Anishman et al, 1998), produciendo una predisposición a la depresión clínica y la ansiedad (Barbas et al, 2003; De Kloet et al, 2005; Watt & Panksepp, 2009), malos resultados en la salud física y mental y envejecimiento prematuro y mortalidad (Preston & Waal, 2002)”.

 

“Un sentimiento de angustia persistente y frecuente durante los periodos sensibles de la infancia temprana reduce la expresión de los génes del ácido gamma-aminobutírico (GABA), lo que produce desórdenes de ansiedad y depresión a la vez que aumenta el riesgo de consumo de alcohol como respuesta de alivio al estrés (Caldji et al, 2000; Hsu et al, 2003). La desrregulación emocional crónica sienta las bases para psicopatologías más graves ( Cole et al, 1994; Panksepp & Watt, 2011), especialmente la depresión”.

 

“La desrregulación emocional en la infancia está relacionada con patologías mentales posteriores, incluyendo la propensión a la violencia (Davidson et al, 2000). El estrés que produce un apego inseguro rompe el funcionamiento emocional, compromete las habilidades sociales y puede promover una inclinación emocional permanente hacia una actitud de auto-defensa ansiosa (Henry & Wang, 1998; Schore, 2009)”. (Berrozpe, 2014)

 

Para conocer de manera científica los efectos a corto, mediano y largo plazo de ocupar métodos conductistas en el sueño infantil, les dejo el enlace que reúne todos los estudios que menciono y muchísimos más, sólo hagan click aquí  Tengo el placer de ademas, conversar directamente con la creadora María Berrozpe, española, doctora en biología, quien sostiene ésta página.

 

Estimados colegas: Gladys Brenes, Erick Quesada y Marielos Fernández, junto al jardín infantil “Sonrisitas” y su tan poco informado artículo.

 

Los dejo invitados a un café, donde quieran, ustedes me contactan y me dicen, para conversar, informarse y realmente promover un desarrollo socioemocional SALUDABLE para los niños Chilenos, que así… así no se puede.

 

A las madres, a los padres, a las familias que me leen habitualmente, les pido que por favor no crean todo lo que los profesionales de salud les dicen, infórmense, lean. investiguen y sigan su instinto, y perdonen si le parecí demasiado dura, pero soy madre, soy psicóloga y me parece que ya es tiempo de poner fin a tanta mentira.

 

Pamela Labatut Hernández
Psicóloga Clínica y Psicoterapeuta
www.psicologiayflores.cl

Acerca del autor

Mamá, Psicóloga Clínica - Psicoterapeuta. Terapeuta Floral Acreditada y terapeuta complementaria. Atención individual y parejas. Especialidad en Autoestima-autocuidado, duelo gestacional, maternidad, sueño infantil. Terapias, talleres y círculos de mujeres en Rancagua. www.psicologiayflores.cl

6 comentarios

  1. Hola Pamela, hace mucho tiempo que te sigo y me gustan mucho tus post; soy fisioterapeuta y psicomotricista en un centro de atención temprana; estoy muy de acuerdo con todo lo que dices pero permiteme que discrepe en algunas de las cosas por las que te has definido tan claramente dando tu sincera opinión al respecto.
    Cada semana tengo padres que sufren de un gran estrés y malestar por los problemas acarreados por el mal dormir de sus hijos; siempre pensamos en lo que es bueno para el bebe; lo que el bebe necesita de sus padres; pero pocas veces les damos herramientas para que puedan pensar en lo que puede estar pasando, como han llegado a esta situación tan estresante para ambos y ayudarlos a buscar una solución a este problema, no solo se trata de no dejar llorar a los bebes, que por supuesto habría que saber y entender antes de nada el significado de ese llanto y las connotaciones que puede estar acarreando en el vinculo afectivo de ambos y por supuesto las mil interpretaciones y respuestas posibles que pueden dar los padres al mismo.
    La ambivalencia con la que se encuentran muchos padres a la hora de buscar y encontrar una solución a los problemas de sueño de sus hijos casi nunca se encuentra en un libro, un método o un post; porque sin duda las individualidades relacionales y vinculares de cada una de las partes que están en juego son fundamentales. Por eso creo que hay padres que acaban haciendo muchas cosas para intentar dar solución a esta circunstancia sin tener claras cuales son las características y necesidades de los niños pequeños en cada una de las circunstancias; por ello defiendo la posibilidad de acudir a un profesional para buscar apoyo y también asesoramiento; este profesional no debería darte estrategias estandars para que tu hijo duerma bien, sino que te debería dar herramientas para que tu puedas pensar, entender que le pasa a tu hijo y puedas buscar estrategias adecuadas para ayudarle a tranquilizarse y enseñarle a dormir seguro; por mi experiencia en el campo de las alteraciones en la infancia pienso que cuando los padres entienden el porque de las necesidades de sus hijos es cuando pueden poner en marcha estas estrategias adecuadas y en muchos casos encontrar la mejor manera de ayudar a sus hijos y prevenir futuros problemas de conducta que en numerosos casos se cronifican en estas primeras etapas (Excesiva angustia de separación, dependencia, exigencia sin limite, problemas de conducta y relacionales, intolerancias a la frustración, etc, etc,
    Muchas gracias de nuevo y enhorabuena por tu blog

  2. Hola!Ascen:
    La verdad no veo en que estamos realmente discrepando porque concuerdo plenamente contigo, Sin embargo este post no tenía la intención de dar una solución “estandar”! nisiquiera se me pasó por la cabeza que alguien pensara que estaba dando una solución mágica, porque no la hay! no sé bien qué parte del artículo te dio esa idea, me sería de gran ayuda que me la mencionaras para así crecer como profesional y mejorar mi redacción… lo mismo pasa con mis charlas de sueño infantil. Mis charlas van orientadas precisamente a lo que tu mencionas, entregar información para que padres reflexionen, comprendan qué les pasa a sus hijos y vean cuales son las necesidades de ellos para idear estrategias totalmente inherentes a cada familia. Sin embargo esa no se puede dar si no hay información de por medio de cómo es realmente el sueño infantil. Mi intención de éste post era debatir que todavía hay profesionales mal informados, porque evidencia, hay para sacar debajo de las piedras a éstas alturas, es cosa de compromiso con lo que uno hace el mantenerse al día. Lamento el mal entendido que te causó mi artículo, pero espero con esta aclaración veas que seguimos en la misma linea, tu y yo…

    cariños!

    Bendiciones!!!

  3. Hola! Mi bebe tiene 3 meses y me parte el corazon cuando llora. Siempre estoy con el abrazandolo y besandolo cuando tiene un malestar y respira como con angustia hasta que se duerme en mis brazos y lo pongo en su camita. Soy madre primeriza e insitintivamente siempre que lloraba lo ponia en mi pecho y al escucarme el corazon se calmaba. Solo llora por hambre o por dolor de panza, no es caprichoso ni quiere estar todo el dia en brazo. Esta bien que es chico todavia para tener mañitas, pero ambos nos sentimos bien cuando lo consuelo por sus dolorcitos y siempre senti inhumano dejarlo llorar tanto. Muy interesante el post. Gracias, asi no me siento tan bicho raro cuando me dicen que asi lo malcrio

  4. Que gusto leer tu articulo, pues pienso de la misma manera, creo que el gran problema con el que nos enfrentamos en estos tiempos, es como dices, escuchar a los demás e incluyó “doctores”, que nos dicen lo que debemos de hacer y cómo, en lugar de seguir nuestro instinto, pues la naturaleza es tan sabia que no se equivoca.

  5. Rafael Rondón el

    Felicitaciones por la publicación. Entiendo que se debe rescatar las relaciones más naturales y humanas entre la madre (y el padre) y el bebé. También escucho a colegas que, con la excusa de orientar hacia la temprana independencia de los hijos (como si ello estuviese relacionado a otros factores de desarrollo), promueven la indiferencia de los padres ante las “llamadas de atención” de los bebés. Posturas como “déjalo que llore, que aprenda que con eso no saca nada” o “que se levante solo, que aprenda que tiene que hacerlo por sí mismo”, no ayuda a un real desarrollo de conductas sociales competentes. Recordemos que la empatía, la solidaridad, el acompañamiento y, en el caso de los bebés, el apego son factores importantes en el desarrollo. Todo tiene un momento de aprendizaje (los períodos críticos o sensitivos) pero adelantar los procesos conductuales con la excusa de estimular la independencia temprana no hace más que incrementar la probabilidad de desarrollar problemas emocionales futuros. Nuevamente mis felicitaciones.

  6. Claro ! que bueno que tienes ese instinto, muchas veces me dijeron que dejara llorar a mi niña y lo hice una vez, después de que lloró 40 min sin cesar, me convencí de que era inhumano, definitivamente no es la forma de criar y por eso estamos como estamos. Gracias a Dios ya hay más información y nos estamos sensibilizando más. Mi niña durmió hasta los 3 años la noche completa pero ahora que tiene 4 casi 5 pienso que fue rápido, tengo otro bebé de año y 3 meses y el se despierta unas 2 veces en la noche, duerme conmigo y le doy pecho, los 2 descansamos muy bien y así es menos pesado aún a preparar bibis e irlo a visitar a su cuarto cuando despierta. Ya que duerma la noche completa lo paso a su cuarto (supongo que a los 2 o 3 años).

¿Qué opinas?