Alimentación en la gestación

0

Durante la gestación la madre se prepara física, psicológica y emocionalmente para la llegada de su bebé, y con esto, una serie de procesos bioquímicos surgen en su cuerpo, para ser capaz de sostener otra vida dentro del mismo. Lo más evidente surge a nivel hormonal, aumentando en el embarazo el estrógeno y la progesterona. Es por esto que durante los primeros meses, se suele sentir cansancio o sueño, debido al aumento de la progesterona y el gasto energético que está asumiendo el cuerpo de la mamá.

Pero otros procesos además están sucediendo, y para poder estar en óptimas condiciones, se recomiendan algunos suplementos vitamínicos durante el embarazo para el sano desarrollo del bebé y las nuevas necesidades biológicas que tiene la futura mamá.

hierro

1. Hierro: Es un micromineral primordial en el transporte de oxígeno de los glóbulos rojos, junto con el proceso de respiración celular. Durante el embarazo hay una demanda extra de vitaminas, hierro, calcio y minerales que se necesitan para la mujer, el feto y placenta. Para cubrir este requerimiento la mamá puede ocupar sus reservas de hierro u obtenerlas desde su alimentación. La falta de hierro puede producir anemia, dejando al cuerpo cansado y falto de defensas para luchar contra infecciones, además de la posibilidad de afectar al bebé.

Para consumir hierro se recomiendan principalmente dos formas:

– Hierro en cápsulas: las cuales son recetadas por el obstetra, ginecólogo, matrona, partera, doula, etc. y que son generalmente en dosis de 200 mg.

Importante saber: si tomas hierro en cápsulas debes consumir unos 2 litros de agua, ya que el hierro en cápsulas produce estreñimiento, y el agua ayuda a ablandar las deposiciones que se endurecen con este medicamento.

Para su mejor absorción, debe consumirse con el estómago vacío (entre las comidas) con un líquido cítrico y evitar tomarlo con leche o té ya que bloquean la absorción.

– Si prefieres la alternativa natural, sin efectos secundarios, puedes llevarle a tu matrona, ginecóloga, etc. tus exámenes de sangre para calcular la cantidad de cápsulas de hierro natural que debas consumir. El suplemento natural que recomendamos es FLORADIX ELIXIR.
Este suplemento además contiene vitaminas y extractos de hierbas que ayudan al cansancio de los primeros meses, ácido fólico y vitamina B12 para complementos a la nutrición de gestantes vegetarianas y veganas.
Se vende en cualquier farmacia naturista y homeópata. Consulta con tu doctor la dosis que tú necesitas de acuerdo a tus exámenes de sangre (hemoglobina).

folico2. Ácido Fólico: Se recomienda consumirlo incluso antes de la gestación. Si estás planeando un embarazo, puedes comenzar a tomarlo uno o dos meses antes.
El ácido fólico es una vitamina B (B9) que está presente principalmente en los vegetales de hoja verde, tales como el repollo y la espinaca, en el jugo de naranja y en los granos enriquecidos.

Muchos estudios han demostrado que las mujeres que toman 400 microgramos (0.4 miligramos) por día antes de la concepción y durante la primera etapa del embarazo tienen hasta un 70 % menos de riesgo de que su bebé nazca con defectos graves del tubo neural (defectos congénitos que consisten en el desarrollo incompleto del cerebro y de la médula espinal). En consecuencia, el ácido fólico desempeña un papel muy importante en el crecimiento y desarrollo de las células, así como en la formación de los tejidos y la formación del ADN.
La dosis recomendada durante el embarazo es de 400 mcg.

anemia-alimentos-hierro-vitaminas-668x400x80xX3. Yodo: El yodo es esencial para el desarrollo del sistema nervioso del niño/a. En el embarazo, la tiroides de la madre tiene que trabajar un 50% más que en condiciones normales. Durante el primer trimestre de embarazo, el feto no ha desarrollado todavía su tiroides, por lo tanto la mamá deberá producir hormonas suficientes para cubrir sus propias necesidades y también, las del feto. A partir del tercer mes, la tiroides del feto ya está formada, produciendo ya sus propias hormonas. Sin embargo, para eso, necesita que la madre le proporcione el yodo necesario.

Si bien en Chile no se suele comentar la importancia del yodo en gestantes, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el déficit de yodo es la primera causa, después de la inani­ción extrema, de retraso mental y parálisis cerebral evita­ble en el mundo. Por eso, esta organización ha promo­vido la obligatoriedad de la yodación universal de la sal. Esta medida se considera una de las más eficaces para la promoción de la salud, junto a la lactancia materna.
La OMS ha elevado su recomendación a 300 microgramos diarios, con un mínimo de 250.

Consumir yodo en cantidades adecuadas (150 a 200 en condiciones normales y de 250 a 300 para gestantes, ayuda posteriormente en el aprendizaje de los pequeños al incidir directamente en el desarrollo del sistema nervioso.

Alimentos con mayor cantidad de yodo: algas (noris de sushi son altas en yodo), mariscos en general, sal yodada, pescados y acelgas.

download4. Omega 3: Los ácidos grasos ω-3 (omega-3) son ácidos grasos esenciales poliinsaturados de cadena larga, necesarios para una buena salud y un desarrollo adecuado. A diferencia de los ácidos grasos omega-3 de origen vegetal, como los de los aceites de linaza o de colza, los aceites de origen marino (de pescado o de algas) contienen ácidos docosahexaenoico (DHA) y eicosapentaenoico (EPA), de cadena más larga, denominados ácidos grasos “esenciales” porque el organismo no puede producirlos por sí mismo, por lo que se deben ingerir en cantidad suficiente.

En el período prenatal aumenta el riesgo de carencia de ácidos grasos omega-3, ya que las reservas de los tejidos maternos suelen disminuir al utilizarse para el desarrollo del feto. A menudo se recomienda a las embarazadas que consuman suplementos de aceites marinos para cubrir sus necesidades de estos ácidos grasos.

La administración de suplementos de aceites marinos durante el embarazo se ha evaluado como posible método para prevenir la prematuridad (o aumentar la edad gestacional) y la eclampsia y para incrementar el peso al nacer. Otras posibles ventajas de su uso son un mayor desarrollo cerebral del feto y un menor riesgo de parálisis cerebral y de depresión puerperal. El origen de las teorías en las que se basan los estudios sobre desenlaces del embarazo radica en la observación de que, en comunidades con un gran consumo de pescado, el peso al nacer es elevado y la gestación, prolongada.

Dosis recomendada: 3 grs al dia.

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora y periodista. Enamorada de la vida y de un principito de rizos dorados. Amante de los libros, Valparaíso y el buen vino. Activista eterna por los derechos de las mujeres y los niños. No me gustan los extremismos, aceptar al otro como legítimo otro es mi lema de vida, ayudarnos a ser conscientes y relacionarnos con amor es mi misión. Autora del libro ¿Cómo construimos lo que somos? Memorias y olvidos de los italianos en Valparaíso. Expositora en Congresos y simposios sobre migraciones y reconstrucción de historias de vida/biografías. @jbruna jenny@mamadre.cl

¿Qué opinas?