Actriz Carola Varleta y su maternidad a los cuarenta: “mamá contenta, hijos contentos”

0

La maternidad solía ser un aspecto un poco oculto en la vida de la mujer, sobre todo cuando son famosas, pero las redes sociales hoy nos permiten hablar de lo que es la crianza y así romper mitos y tabúes y sentir que lo que a mi me pasa le pasa a todas

En entrevista a Canal 13 la actriz Carola Varleta contó cómo ha sido ser madre primeriza casi a los cuarenta años, quebrando mitos sobre la edad y dejando de lado las criticas y los prejuicios entre madres.

Maternidad: vómitos, magia y amor

En la entrevista realizada por Camila Campos,  Carola cuenta que  tuvo un embarazo complicado que se traduce en una sola palabra: vómitos. Las náuseas no la soltaron hasta casi cumplidos los cinco meses y estuvo dos semanas hospitalizada debido a una deshidratación. “Tenía una caña constante que no se pasaba con nada”, recordó antes de revelar la parte mágica de su estadía en la clínica.

“Cuando estaba en el hospital no sabíamos el sexo porque no se dejaba ver y soñé que era niñita. No puede ser que un sueño me lo diga, pero sí, pasó”, contó y no se detuvo. Su madre llegó a verla y le dijo que había soñado su nombre: Filippa.

Y llegó el día del parto. Nueve horas de trabajo con “la mejor matrona del mundo”, su pareja y su familia. “Mi parto fue hermoso. Acompañada de la hormona del amor, drogada de amor. Llegó el doctor, vi a Kabir y le dije ‘pon música’ y llegó ella y la vi y dije ‘eres tú la que estaba aquí dentro’, fue el milagro de la vida. Pedí que me mostraran la placenta y yo le hablé: ‘tú fuiste la que ayudaste a filtrar todo’. Es la naturaleza misma, es conectarse con la génesis de todo y por eso te cambia la perspectiva de la vida. La raza humana es muy bonita. Vi a la Filipa y sentí magia”, recuerda mientras la mira ahora, ocho meses después, bajo el mismo hechizo.

Madre equilibrada: Mamá contenta, hijos contentos

Ser madre no es fácil, un cliché que tiene todo de cierto ¿Y primeriza?, un desafío mayor que para Carola es comparado a una montaña rusa. “Atroz, uno sufre mucho. Yo no quiero verla sufrir entonces tiene algo y me desespero. Llamo al tiro a mis amigas que tienen más experiencia. Por ejemplo la fiebre, ‘¿qué hago con la fiebre?’. Pero son bichos que están en su cuerpo y tiene que adaptarse a ellos… cuesta. Pero lo más bonito es que aparece la intuición y uno va captando señales. Uno tiene que confiar en su intuición, en el instinto maternal”, aconseja.

Filippa es su nuevo mundo, su responsabilidad, pero no por eso Carola deja de ser hija, hermana, amiga y pareja. “Soy mamá pero con equilibrio. Tampoco soy una rayada que ‘todo por mi hija’. También me preocupo de la vida en pareja. Y no lo hago por imposición, yo también lo necesito. Soy una mujer que me gusta estar conectada con el mundo exterior y así soy feliz. Mamá contenta, hijos contentos. De repente me quiero hacer un masaje y digo ‘¿sabís que Kabir?, toma’ y me voy un rato y llego con la cara llena de risa”, cuenta sincera en medio de un país crítico, con madres opinantes sobre todo en las redes sociales.

“Estoy aburrida del discurso de mamás que se creen dueñas de la verdad. Siento que hay una neurosis con respecto a la maternidad y decidí vivir la mía sin eso. ‘Es que no vas a dormir nunca más’, ¿por qué tiene que ser todo tan malo? Yo digo, ‘¿vas a ser mamá? Maravilloso, es una experiencia hermosa’. Uno deja de dormir, pero gana otras cosas”, señala y puntualiza en los periodos de la vida.

Lactancia a libre demanda 

Una de las cosas que aprendió Carola tras convertirse en madre fue a no cuestionar. Hoy la comunicadora no enjuicia otras formas de crianza. “Nunca más critiqué una forma de educar. Antes yo pensaba ‘¿cómo esta mamá puede tratar así a sus hijos?’ Ya nunca más lo diré, porque uno no sabe lo que hay detrás. Hay mamás que no tienen apoyo, ninguno, y sacan adelante familias completas, yo me saco el sombrero”, señala.

Y así como ya no hay cabida a prejuicios, Carola se siente libre de contar una de sus decisiones, la de dar papa a libre demanda. La lactancia para la actriz es poderosa. “Dar papa es la raja. Lo que ocurre ahí es tan animal y tan poderoso, darle tu misma el alimento a tu hijo, es tan femenino y me siento tan orgullosa que decidí mostrarlo. Es una imagen de cómo me siento ahora, empoderada, llena de vida. La maternidad es vida, naturaleza”.

Fuente: Artículo Publicado en Alfombra Roja, Canal 13.

Fotos: Óscar Andreé

Producción y entrevista: Camila Campos

Maquillaje: Carmen Villar

Agradecimientos:

Mastica Botánica Bistro (O’Brien 2830, Vitacura)

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora. Fundadora de Mamadre, amante de la vida, un buen vino junto a un libro y mi amado Valparaíso. La maternidad me cambió y hoy me siento en el deber de acompañar a otras madres para criar en libertad.