Abandono emocional el nuevo maltrato infantil

0

Existe un tipo de violencia mucho más sutil y silenciosa que viven casi todos los niños y niñas y que puede dejar marcas de por vida que dañan su salud emocional y su relación con el entorno.

Es un tipo de violencia sutil, silenciosa y que puede ejercerse casi sin ser conscientes de estarla practicando, pero que por lo mismo puede tener devastadoras consecuencias en el desarrollo emocional, nos referimos al abandono o negligencia emocional.

Y aunque la palabra negligencia suele estar asociada a no cubrir sus necesidades básicas como la comida, la salud, la educación y un hogar donde vivir, también se considera negligencia el abandono emocional que según la psicóloga Mónica Serrano de Psicología y Crianza se refiere a “la falta de atención hacia los niños, el no responder a sus necesidades (especialmente a las afectivas y relacionales). En otras palabras, es no hacerles caso, ignorarles en cierta manera”.

Mamá, papá quiero estar contigo 

 

La madre de Mariana (8años) trabaja desde casa, se encierra en su oficina para que no la moleste, trata en lo posible de trabajar medio dia, pero cuando está con su hija jamás deja el celular, muchas veces Mariana le está contando sus sentimientos sin que su madre le diga nada, entonces Mariana grita, se enoja y le tira el celular al suelo, lo que provoca que la lleven a su habitación a pensar en lo que hizo.

A Benjamin le gustan los deportes, tiene 14 años y pasa casi todo el día en el colegio, al llegar a casa siente como la presión en su cabeza se hace constante, no te.pongas esa ropa, no comas de esta forma, cada vez que va a dar una opinión la respuesta es inmediata “cállate, tú no sabes nada”, entonces Benjamin calla y se va a su habitación mientras sus padres siguen trabajando en casa, nadie le preguntó cómo se siente hoy, nadie se ha percatado de su llanto ahogado.

En tanto Javier de solo cuatro años tiene en su habitación el regalo de navidad, un piano de verdad, sobreabundan los juguetes y la ropa de marca, su pieza está adornada al estilo Montessori, cuando sale del jardín a eso de las 17 hrs la nana de la casa lo lleva a los columpios, ve a sus padres a eso de las 19 hrs cuando cenan juntos, a las 20 hrs la nana lo lleva a la tina y lo deja con el pijama puesto, momento en que su mamá le lee un cuento. A las 21 hrs Javier duerme y sus padres toman un trago con sus amigos, ese día no estuvieron más de dos hrs con su hijo.

Abandono emocional, negligencia,« niños cacho», no importa el nombre que le den, este nuevo tipo de maltrato afecta cada vez a más niños y es transversal a todas las clases sociales, desde UNICEF han realizado varios estudios al respecto,  Soledad
Larraín, psicóloga de la organización, explica a.revista Ya de El Mercurio
que, en general, los niños no piden las cosas
que los papás les están dando -computadores,
juguetes, actividades extraprogramáticas-
sino que tengan tiempo para ellos.
«Quieren salir juntos, que los escuchen. Esa
es la gran demanda de los niños de los
sectores más altos»
«Tienen el problema de que las figuras de
protección están ausentes y eso se cambia
por necesidades que no son propias de ellos»

«Toda la justificación de la ausencia es algo
que los niños no perciben como propia.
Cuando les dicen “yo trabajo para que tú
puedas ir a la universidad” o “para cambiar el
auto”, eso para un niño de cinco o seis años
no tiene ningún sentido. Entonces se crían con
frustración, con necesidades de afecto
insatisfechas y terminan buscando otras»

Consecuencias del abandono emocional

En el portal de Actualidad en psicolgia señalan que el “abandono emocional puede manifestarse de muchas formas, desde un padre con expectativas poco realistas, no escuchar con atención, invalidar las experiencias emocionales de un niño hasta el punto de que él o ella comience a dudar de su propio sentir”.

Estado que es confirmado por Serrano quien señala que “cuando  los padres se comportan con negligencia (abandono emocional) hacia sus hijos, el daño emocional a éstos es terrible. Este tipo de relación genera inseguridad en los niños, bajo autoconcepto, autoestima negativa, indefensión y desconfianza. Los niños desatendidos por sus padres sienten una gran sensación de desprotección, se sienten indefensos ante el mundo que les rodea. Aprenden a que, hagan lo que hagan, no pueden cambiar las circunstancias externas (indefensión aprendida). Por ello, son niños con menos motivación de logro, capacidad de esfuerzo y menos entusiasmo por las tareas”.

Las necesidades emocionales de los niños y adolescentes son un continuum durante su desarrollo y aunque todos sabemos que de bebés necesitan del 100% de nuestra atención y en general madres y padres tratan de dársela, a medida que van creciendo muchos de los adultos responsables comienzan a olvidar que sus hijos siguen requiriendo de sus mimos y cariños, de su comprensión y contención, de su presencia presente y de un cuerpo y corazón disponibles para cobijarlos y guiarlos, en general es al inicio de la edad escolar cuando la negligencia emocional comienza a hacerse mucho más presente, las altas expectativas y exigencias académicas de los padres suelen transformar toda la ternura de la primera infancia en rabia y frustración que muchas veces se refleja en abandono emocional, los niños ya no pueden expresar sus sentimientos, sus penas o rabias son invalidadas y muchas veces anuladas.

Señales de abandono emocional en el adulto

Criar no es tarea fácil, el abandono emocional es muy difícil de pesquizar porque en general quienes lo.ejercen tienen cero conciencia de lo.que hacen y creen que todo es por el bien del niño, quien quizás sólo se de cuenta de que vivió abandono emocional cuando sea adulto

Estas son las claves más comunes de detectar en adultos que vivieron abandono emocional desde niños, leerlas te ayudará a saber si tu o un cercano lo vivieron y también a evitar que tus hijos la vivan.

Fuerte inseguridad en las relaciones afectivas con un miedo excesivo e irracional acerca de la idea del abandono por parte de la pareja.
Comportamientos defensivos ante la posibilidad de abandono: posesividad o dependencia excesiva sobre la pareja.
Sobrevaloración e idealización de la pareja. Si el abandono de los padres ha hecho sentir al niño que es poco valioso, éste de adulto va a sobrevalorar a la pareja que le haga caso. Los psicólogos, con frecuencia descubrimos junto a la idealización, un sentimiento infantil de no sentirse digno del afecto o amor de su pareja.
Sentimientos de inferioridad en las relaciones afectivas. El sujeto cree que no es capaz de dar la talla en una relación sentimental y que más pronto que tarde será abandonado.
Actitud derrotista y de fracaso por anticipado en cualquier relación. De ahí que una de las manifestaciones de este esquema es la de no comprometerse en las relaciones de pareja ya que el sujeto teme ser abandonado.
Paradójicamente, el sujeto busca el emparejamiento con personas que favorecen la reviviscencia de los sentimientos de abandono. Pueden ser personas poco comprometidas, frías o infieles.

 

Si crees.que puedes estar ejerciendo sin.querer abandono emocional o que en tu niñez lo.viviste pide ayuda a un profesional, equivocarse es parte de la vida peto siempre podemos volver a empezar.

 

 

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora. Fundadora de Mamadre, amante de la vida, un buen vino junto a un libro y mi amado Valparaíso.
La maternidad me cambió y hoy me siento en el deber de acompañar a otras madres para criar en libertad.

Comments are closed.