9 hierbas que no puedes consumir en el embarazo

0

Cuando quedamos embarazadas nuestra vida cambia en muchos sentidos, en especial lo que podemos o no podemos consumir, es bien sabido que el café y el alcohol están vetados para las embarazadas, pero ¿qué pasa con los tipos de té o las famosas agüitas de hierba? En el embarazo más que en ningún momento debemos recordar que porque sea natural significa que no es riesgoso, recuerda qué hay algunas hierba que se consideran abortivas, así que antes de pensar en consumirlas es mejor que leas estemos listado de 8 hierbas prohibidas para las embarazadas.

En el libro “Esperando a mi bebé: una guía del embarazo para la mujer latina” escrito por la periodista Lourdes Alcañiz se relatan una serie de hierbas que no puedes consumir si estás embarazada o amamantando, principalmente porque pueden causar desmayar, problemas de presión, náuseas o porque pueden provocar contracciones. A continuación una seria de hierbas que no puedes consumir durante el embarazo según lo consignado en radio BioBio

1.Ruda

Conocida como la planta abortiva por antonomasia, es un gran estimulante del flujo menstrual además de alivianar los cólicos producidos por el mismo. El peligro para la mujer embarazada se presenta cuando ésta la ingiere en modo de infusión o directa, así que es mejor evitarla.

 

2. Menta (Póleo)

¿Quién no ama la menta?, hay muchas embarazadas de verano que disfrutan de limonada de con menta, pero es mejor no consumirla en el embarazo ya que la autora del libro señala que podría causar graves daños en la formación del feto, en tanto en la lactancia  no se recomienda consumirla, puesto que puede reducir el flujo de leche.

3. Eucalipto

Este árbol perenne de ágil crecimiento es conocido por su efecto analgésico. Además, como infusión, se utiliza en rol sedante y para disminuir la temperatura de la fiebre.

De la misma manera, beber el líquido para una mujer encinta no es recomendable. Esto, en consecuencia que la hierba es utilizada para provocar el sangrado menstrual; lo que en exceso, podría concluir en efectos abortivos.

4. Boldo

América Latina es el hogar de este árbol de mediano tamaño. Al igual que sus pares, éste se consume en manera de infusión y contribuye a combatir molestias gastrointestinales y digestiones difíciles de tipo crónico. Es además un laxante suave, protector hepático y sedante nervioso.

Lamentablemente, la hierba aromática no debe ser ingerida por mujeres embarazadas porque el boldo favorece la evacuación del vientre, situación que podría provocar contracciones prematuras o efectos secundarios en el bebé.

5. Molle

Se trata de una hierba utilizada por la medicina tradicional. Sus hojas hervidas se usan para dar baños externos que reducirían las inflamaciones, además de atribuirle propiedades tónicas y cicatrizantes.

Esta planta se usaba cómo anticonceptivo diario. Lo anterior, puesto que se presume que altera los estrógenos e inhibe la ovulación. Inclusive, antiguamente, las mujeres la consumían hasta que decidieran ser madres. Además, la planta es usada para forzar el flujo menstrual.

6. Áloe Vera

La favorita de las del género femenino. En su interior contiene un líquido (acíbar) muy utilizado en la cosmetología, empleado por sus propiedades regeneradoras y cicatrizantes. Su gel se ingiere para contrarrestar el estreñimiento y úlceras digestivas.

Sin embargo, no es aconsejable su empleo oral durante el embarazo y la lactancia, ni siquiera cuando existan dolores abdominales, náuseas y vómitos. Esto, en consecuencia que la planta facilita la evacuación del vientre.

7. Achicoria

Además de ser ingerida como ensalada, esta pequeña planta se bebe como té. Las hojas tiernas y la raíz contienen insulina y levulosa, que favorecen las funciones del hígado que a su vez afecta sobre el útero.

Pero la mayor parte de sus propiedades medicinales se deben a los principios amargos que contiene, los cuales actúan estimulando todos los procesos digestivos, incluyendo entre sus efectos la estimulación de contracciones uterinas.

8. Ajenjo

La actividad terapéutica de esta planta reside principalmente en su aceite esencial, el que posee acción colerética, antihelmíntica, antibacteriana, además de emenagogo, vermífugo y favorecedor de las funciones digestivas.

En medicina popular se emplea la infusión de las hojas en malestares estomacales y hepáticos, para eliminar parásitos intestinales. Además regula e infiere el ciclo menstrual, lo que se traduce en la estimulación del flujo sanguíneo en el área de la pelvis y el útero, y en algunos casos, fomenta la menstruación.

9. Manzanilla 

La mencionamos porque sabemos que es de las mas conocidas, pero sí puedes tomarla. Abunda la información en la web sobre si es o no riesgosa consumirla, esta hierba es de las favoritas de las mujeres, podrías tomarla en una infusión ocasionalmente en embarazo, siempre que te asegures que la compraste en lugares seguros donde no fue mezclada con otras hierbas, y si la vas a consumir es importante que no sea muy concentrada o más de tres tazas al día. En cuanto a la lactancia, en e-lactancia.org es considerada una hierba de riesgo muy bajo, por lo que quizás consumir una taza de infusión al día no generaría problemas.

 

 

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora y periodista. Enamorada de la vida y de un principito de rizos dorados. Amante de los libros, Valparaíso y el buen vino. Activista eterna por los derechos de las mujeres y los niños. No me gustan los extremismos, aceptar al otro como legítimo otro es mi lema de vida, ayudarnos a ser conscientes y relacionarnos con amor es mi misión. Autora del libro ¿Cómo construimos lo que somos? Memorias y olvidos de los italianos en Valparaíso. Expositora en Congresos y simposios sobre migraciones y reconstrucción de historias de vida/biografías. @jbruna jenny@mamadre.cl

¿Qué opinas?