7 mitos sexuales en adolescentes. empoderar y no lamentar

0

Por Psicóloga Carolina Sances

Si me quiere, debería querer explorar sexualmente conmigo”: Si bien es necesario transmitir a los adolescentes que sus deseos e impulsos sexuales son normales, valiosos y necesarios, también lo es conversar sobre la importancia de cuidarse a sí mismo y mutuamente, respetando las necesidades y tiempos tanto propios como del otro. Por más fuerte que sea el deseo sexual, tanto el hombre como la mujer pueden posponer sus deseos si, por ejemplo, no es el momento adecuado o su pareja o él/ella mismo/a no quiere tener sexo en ese momento.

 

Aún cuando nuestr@s hij@s adolescentes crecieron en la era de la información y, en muchos aspectos, están muchísimo más informados que nosotros mismos, es responsabilidad de nosotros como padres, asegurarnos que los conocimientos con los que cuenten acerca de temas de sexualidad no sean generales, equivocados, no tengan vacíos de información, ni se basen en mitos que en ocasiones están demasiado arraigados en nuestra sociedad. Un pequeño error en la información con la que cuenten, puede marcar la diferencia entre una experiencia sexual segura, tranquila y satisfactoria, tanto física como emocionalmente, y una que los ponga en riesgo de embarazo, contagio de enfermedades de transmisión sexual (ETS) y de terminar dañados emocionalmente.
No hay recetas para hablar sobre sexualidad con l@s hij@s,  pero sí existen ciertas creencias y mitos comunes que podemos considerar para plantear y orientar temas a la hora de tener conversaciones sobre sexo con ell@s:
1“Eso a mí no me va a pasar”: Es característico de los adolescentes la dificultad para reflexionar sobre las consecuencias de las propias conductas y exponerse a riesgos. Conversar esto con ell@s es fundamental, ya que puede ser determinante en la manera de vivir la sexualidad, por ejemplo, iniciándose sexualmente de manera poco planificada, sin protección o en lugares riesgosos. Es necesario entregarles la información necesaria para que conozcan los riesgos y transmitirles por medio de argumentos científicos, que son tan vulnerables como cualquier otra persona.
2- “Las experiencias sexuales siempre son gratificantes, física y emocionalmente”: Los adultos sabemos que en una relación sexual, la gratificación tanto física como emocional, no está garantizada. Sí se puede ver favorecida por un mayor conocimiento de uno mismo y del otro, por una sensación de confianza mutua, de tranquilidad y cierto grado de intimidad, circunstancias que es poco probable que estén en los inicios sexuales de los adolescentes. Por esto es necesario transmitirles que las experiencias sexuales en ocasiones pueden no ser buenas, lo que no significa que algo está mal con ellos, sino que es parte de un proceso normal de irse conociendo, aprendiendo y madurando psicológica y socialmente.

3- Si me quiere, debería querer explorar sexualmente conmigo”: Si bien es necesario transmitir a los adolescentes que sus deseos e impulsos sexuales son normales, valiosos y necesarios, también lo es conversar sobre la importancia de cuidarse a sí mismo y mutuamente, respetando las necesidades y tiempos tanto propios como del otro. Por más fuerte que sea el deseo sexual, tanto el hombre como la mujer pueden posponer sus deseos si, por ejemplo, no es el momento adecuado o su pareja o él/ella mismo/a no quiere tener sexo en ese momento.

4- Usar condón disminuye el placer en una relación sexual”: Esta es una de las razones por la que adolescentes y muchos adultos, prefieran no usar condón. Si bien es cierto que su uso puede disminuir en parte la sensibilidad, por ser una barrera en el roce, también puede ayudar a retardar la eyaculación, lo que resulta un argumento sobre todo para los adolescentes, a los que les puede ser difícil controlarla. Por otro lado, las preocupaciones durante la relación sexual, por ejemplo por embarazarse o contraer alguna ETS, pueden aumentar la ansiedad y disminuir el disfrute de la relación. Tener sexo más seguro y protegido usando condón, también puede ayudar con esto. El condón es un método accesible económicamente y que los adolescentes puede comprar sin necesitar el permiso de sus padres, no requiere receta médica, es fácil de guardar, manipular y permite prevenir embarazos y el contagio de ETS. Por todo esto, es recomendable que los adolescentes conozcan, sepan usar correctamente, tengan acceso y valoren el uso del condón.
5- “Ir a comprar condones es vergonzoso”: La incomodidad al comprar un condón puede ser una barrera para que los adolescentes accedan a éstos. Frente a ello es bueno mostrarle a nuestr@ hij@ que existen lugares donde pueden comprar condones desde estantes, sin necesidad de pedirlos a un vendedor. Además, una sugerencia, puede ser ir con nuestr@ hij@ a la farmacia y que nos vea comprar una caja de condones, pedirlos al vendedor, revisar la caja para ver si es el tipo que necesitamos, preguntar el precio, en fin, todo lo que haríamos para comprar cualquier artículo. Luego conversar con él/ella sobre esto, cómo nos sentimos, cómo se sintió él/ella, etc.

6- “No se puede quedar embarazada en la primera relación sexual”, “No se puede quedar embarazada si se tienen relaciones durante la menstruación: Utilizando argumentos científicos, los adolescentes deben saber que desde la primera relación sexual, una mujer puede quedar embarazada si se encuentra fértil y durante la menstruación, aunque disminuyen las probabilidades, existe igual la posibilidad de embarazarse.

7- “Solo al haber eyaculación puede haber embarazo”: De forma natural, el pene al ponerse erecto segrega líquido seminal que lo prepara para la penetración, el cual contiene espermatozoides. Es así como pueden fecundar al óvulo, aún sin haber eyaculación. Por esto es fundamental transmitir a nuestros hijos la importancia de usar condón durante toda la relación sexual.

 

No olvidemos que cada familia es diferente: por un lado tiene su particular visión de la sexualidad y su manera de vivirla y por otro, cada padre tiene un estilo personal para comunicarse con sus hijos, así como valores que quiere transmitirles. No obstante, desde mi experiencia profesional y personal, estos son puntos importantes de aclarar con nuestros hijos adolescentes y que además,  nos pueden facilitar abrir temas de discusión y espacios para dialogar con  ellos sobre su sexualidad.

Acerca del autor

CONTACTO: carolina.sances@gmail.com . TWITTER:@carolasances . Consulta particular, talleres para niños y adolescentes y charlas y talleres para padres ----- Soy mujer, mamá de dos y psicóloga clínica, especialista en niños y adolescentes. Interesada en la difusión de temas de infancia y adolescencia, busco acercar los conocimientos de la psicología a los padres, con el fin de apoyarlos y que logren confiar en sus propias capacidades, en la tarea de criar a sus hijos. Esto, en una sociedad donde la dificultad de hacer tribu, torna muy difícil hacerlo de manera respetuosa y consciente.

¿Qué opinas?