Aprender a sanar a nuestros padres

0

tag-familiaNo podemos cambiar el pasado, pero como adultos podemos hacernos cargo de nuestro presente. Basta de culpar a nuestros padres o nuestra infancia. Ellos no tenían las muchas herramientas con las que nosotros hoy contamos. De seguro de haberlo sabido o de haber podido ellos nos habrían evitado muchos dolores… Lo mismo nosotros como padres, cometemos muchos errores por no saber o no poder…. hacia nuestros hijos/as. Y lo terrible es que de seguro lo seguiremos haciendo, a pesar de no querer. Porque somos simples seres humanos. No somos seres perfectos. O tal vez somos perfectos, pero no de la manera que desde el control deseamos.

No es sano seguir alimentando dolores de la infancia. Quejándonos, reclamando, pidiendo más y más. Lo más adulto es en silencio sanarnos. Si acaso duele mucho o la herida es muy profunda o somos demasiado sensibles al trauma, la distancia  sana y amorosa es lo más saludable hasta sanarnos y transformar el dolor en sabiduría… a veces un tiempo…. a veces más que eso. Y desde lo lejos amarnos y saber que nos llevamos en el corazón. Quizás el tiempo, la madurez, la tolerancia y la sabiduría haga que entendamos cosas que a veces no entendemos a simple vista o bajo la mirada de la rabia y el descorazón.

Y dar las gracias por lo que fue, ya que… si estamos aquí, aprendiendo, llenos de posibilidades, haciéndolo un poco distinto, vivos… es que tu padre y tu madre no lo hicieron tan mal ¿no?. Mucho de lo que eres es gracias a lo que ellos fueron o son y de las experiencias que se desprenden de ello. Las buenas y las no tanto.

Por eso hoy da las gracias por venir de donde vienes, por las experiencias vividas, por tu propio corazón y el de tus padres. Como fue o sea tu historia…. es perfecta, es exitosa, es hermosa. Porque si hoy aquí, ahora estás leyendo estas líneas que también nacen de mi dolor, de mi herida, de mi alma sanando…. entonces quiere decir que alguien o algo más grande y amoroso está contigo. Y ese algo ha procurado lo mejor para tí.

No hay ningún error, todo ha sido perfecto. Y si aún no lo ves…. un día verás el amor que hubo en cada una de las experiencias de vida. Un día, si aún no puedes, podrás poner a papá y mamá en tu corazón y caminar en libertad hacia la plenitud. Porque para eso fuiste creado.

familia
Nos amo.

Náyade Wang Quiñones Li (Nayi)

Acerca del autor

Feliz madre de Matías y Daniel y de profesión periodista y especialización en Derechos Humanos, Género y Relaciones Públicas. Durante mi proceso de estudios tuve la dicha de combinarla con la crianza de mi hijo mayor y el embarazo del segundo. Hoy junto a Mamadre tengo la maravillosa posibilidad de compartir, comunicar y retroalimentar todas las inquietudes que día a día nos hacen construir un mejor mundo para nuestros hijos, hijas y toda la familia.

¿Qué opinas?